A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo
Noticias
divider line
health day

Muchas madres con bajos ingresos tienen dificultades para comprar pañales, según un estudio

LUNES, 29 de julio (HealthDay News) -- Los pañales pueden suponer un gran gasto para el presupuesto familiar, y ahora una nueva encuesta realizada a madres con ingresos bajos halla que muchas tienen dificultades para comprar pañales a fin de cambiarlos de manera regular a sus bebés.

El estudio, publicado en línea el 29 de julio y en la edición impresa de agosto de la revista Pediatrics, halló que 1 de cada 12 madres con ingresos bajos alarga el uso de los pañales al dejarlos puestos a los pequeños cuando ya están sucios, una práctica que puede acabar provocando infecciones en la piel y en el tracto urinario.

"Nos han contado que a veces las madres quitan un pañal, sacan lo que hay dentro y se lo vuelven a poner al niño", afirmó la autora del estudio, Megan Smith, una psiquiatra de la Universidad de Yale que dirige la Asociación de alcance de salud mental para las madres (Mental Health Outreach for Mothers Partnership) de New Haven.

"Obviamente, los niños van a presentar entonces más señales de irritación, incomodidad, lloros y, a su vez, esto hará que la madre sienta que no tiene unas habilidades adecuadas como madre, [y] eso afectará a sus síntomas de depresión y su nivel de estrés", explicó Smith.

Más allá de los impactos inmediatos sobre la salud y el bienestar, Smith afirma que la necesidad de comprar pañales también parece tener otros efectos secundarios importantes.

"Se pide a las madres que lleven pañales a la guardería. Si no lleva pañales a la guardería, el niño está perdiendo la oportunidad de ser atendido, pero además usted no puede ir a la escuela o al trabajo", afirmó.

Para una mujer que trabaje a tiempo completo por un salario mínimo, el costo de un suministro adecuado de pañales, que los investigadores estiman que es aproximadamente de unos 18 dólares a la semana, o de 936 dólares al año por cada niño, puede suponer hasta un 6 por ciento del salario bruto.

Los programas de ayuda del gobierno, como los cupones alimentarios y el programa para mujeres, bebés y niños (Women, Infants and Children, WIC) ayuda a las familias a comprar alimentos, pero no cubren los pañales.

"Hablamos, como investigadores, sobre la relación entre la salud mental y la pobreza, pero a menudo no se pone define en la práctica lo que la pobreza es de manera específica para las madres", señaló Smith, y añadió que la necesidad de pañales es el ejemplo más concreto y desesperanzador de cómo las familias sufren cuando no tienen dinero.

Para realizar el estudio, Smith y su equipo entrevistaron a casi 900 mujeres embarazas y madres con ingresos bajos en New Haven. Para participar en el estudio las mujeres tenían que ser mayores de 18 años de edad y hablar inglés o español.

Junto con las preguntas sobre la salud mental, el uso de la atención de la salud y las necesidades básicas, como los alimentos y la vivienda, los investigadores preguntaron: "Si usted tiene niños que llevan pañales, ¿alguna vez tiene la sensación de que no tiene suficientes pañales para cambiarlos tan a menudo como le gustaría?".

Si tenían dificultades para conseguir pañales, los investigadores les preguntaban si alguna vez habían pedido dinero prestado a familiares o a amigos para comprar pañales, si habían conseguido pañales de una agencia o si alargaban el uso de los pañales al no cambiarlos cuando estaban sucios.

Aproximadamente el 30 por ciento de las mujeres que tenían niños que usaban pañales afirmaron que no siempre tenían los suficientes. El 10 por ciento de ellas dependía de las donaciones de pañales o del dinero de los familiares y amigos, un 10 por ciento pidió pañales a una agencia o a un banco de pañales y el 3 por ciento buscó ayuda en otros lugares, como, por ejemplo, en una iglesia.

Tanto la edad como la raza fueron predictores significativos de la necesidad de pañales. Las abuelas que criaban a los nietos eran más propensas que las madres jóvenes a afirmar que tenían dificultades para comprar pañales. Y las madres hispanas tenían aproximadamente el doble de probabilidades de admitir que tenían pocos pañales que las madres negras.

Según Smith, cuando muchas personas se enteran de este problema, se preguntan por qué las madres con ingresos bajos no usan pañales de tela lavables. Para muchas, los pañales de tela simplemente no son una solución factible.

"El problema es que la mayoría de las familias de las que estamos hablando no tienen lavadora en casa. Y cuando van a las lavanderías, la mayoría de los locales no permiten el lavado de los pañales de tela porque la temperatura que usan no es lo suficientemente alta o porque simplemente no quieren", explicó.

Dado que la necesidad de pañales al parecer contribuye a un estrés significativo, Smith instó a los médicos a que tomen alguna medida.

"Los pediatras deberían empezar a preguntar a las familias sobre esta cuestión", afirmó, y añadió que hay una red poco conocida de bancos de pañales sin ánimo de lucro en todo el país que podría ser de ayuda.

Una experta que no participó en la investigación dijo que el estudio era "fascinante y revelador", y que debería llevar inmediatamente medidas de salud pública a fin de aliviar la situación.

"Los programas gubernamentales que ofrecen asistencia a las mujeres embarazadas y a los niños quizá necesiten reajustar los métodos que usan en la actualidad al evaluar la 'necesidad' de las madres en situación de pobreza a fin de evitar que se produzcan estos resultados adversos como consecuencia de la necesidad de pañales", afirmó la Dra. Kecia Gaither, directora del programa de medicina materna y fetal del Hospital de la Universidad de Brookdale y del Centro Médico de Brooklyn, en Nueva York.

Gaither comentó que recomienda a las mujeres con bajos ingresos que busquen atención médica prenatal en las primeras etapas del embarazo. Solo con hacer eso, afirmó, normalmente las familias vulnerables entran en contacto con un trabajador social que puede ayudarles a resolver los problemas prácticos, y les puede poner en contacto con los recursos de la comunidad que pueden ayudarles a cubrir las necesidades básicas de los niños.

Más información

Para más información sobre la necesidad de pañales, visite la Red Nacional de Bancos de Pañales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Return to top