A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo
Noticias
divider line
health day

Los médicos recetan demasiados narcóticos y solicitan demasiados escáneres caros para el dolor de espalda, según un estudio

LUNES, 29 de julio (HealthDay News) -- Muchos médicos no hacen caso de las directrices sobre el tratamiento del dolor de espalda, y en vez de ello recurren al uso extensivo de escáneres, como las IRM, y los tipos más adictivos de analgésicos, halla una investigación reciente.

No está claro exactamente cuántos no siguen las recomendaciones, ni si hacen daño o quizás simplemente no ayudan a los pacientes a mejorar. Los investigadores tampoco saben si los médicos desconocen las directrices o simplemente no desean seguirlas.

Aún así, los hallazgos son preocupantes, señaló el autor del estudio, el Dr. John Mafi, jefe de los residentes médicos del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston. Aunque quizás sean adecuados en algunos casos, tratamientos como los escáneres y los analgésicos potentes "se usan en exceso con una creciente frecuencia, y de forma innecesaria", lamentó. "Los médicos cada vez ignoran más las directrices".

El dolor de espalda y de cuello, que el nuevo estudio combina en una categoría, es muy común en EE. UU. Según los estimados, explican más del diez por ciento de todas las consultas con un médico de atención primaria, y su tratamiento cuesta 86 mil millones de dólares.

Las directrices nacionales establecidas sugieren que el dolor de espalda rutinario se trate con fisioterapia y analgésicos, entre ellos fármacos parecidos a la aspirina y acetaminofén (Tylenol). Se cree que solo casos poco comunes ameritan un tratamiento más agresivo, como los escáneres de imágenes.

Los autores del estudio observaron una base de datos de casi 24,000 visitas al médico en EE. UU. entre 1999 y 2010 que se relacionaban con el dolor de espalda. No se incluyó a las personas con afecciones graves potencialmente relacionadas con el dolor de espalda, como el cáncer.

Los investigadores hallaron que el uso de analgésicos parecidos a la aspirina y de acetaminofén se redujo de alrededor del 37 por ciento en 1999-2000 al 24.5 por ciento en 2009-2010, mientras que el uso de narcóticos, que pueden resultar adictivos, aumentó del 19 al 29 por ciento. El uso de la fisioterapia se mantuvo estable en más o menos el 20 por ciento, mientras que las remisiones a otros médicos se duplicaron, de casi el 7 al 14 por ciento.

Mientras tanto, el uso de radiografías permaneció estable en alrededor de un 17 por ciento, mientras que el uso de TC y IRM aumentó de alrededor del 7 al 11 por ciento. Las TC y las IRM se han hecho mucho más comunes en las dos últimas décadas, impulsando a algunos médicos a advertir que exponen a demasiados pacientes a unos niveles innecesarios y peligrosos de radiación.

"Hay un inmenso potencial de ahorro de costos, de mejora de la calidad de la atención de la salud y de reducción de procedimientos innecesarios que pueden hacer daño al paciente", planteó Mafi.

¿Por qué parecen tantos médicos ignorar las directrices? El estudio no ofrece información sobre esa pregunta, pero Mafi sospecha que tiene que ver con un deseo de una "solución rápida". "El problema es que gestionar el dolor de espalda realmente conlleva mucha paciencia", comentó.

Los tratamientos actuales no curan el dolor de espalda, sino que solo tratan sus síntomas, lo que complica el asunto, señaló. Aún así, "los pacientes desean una cura y los médicos desean poder dársela".

El Dr. Donald Casey Jr., internista general y jefe médico de la Red Clínicamente Integrada NYUPN, escribió un comentario sobre el nuevo estudio, y ofrece ideas sobre cómo arreglar las cosas. El problema no es que los médicos no hacen su trabajo de manera adecuada, lamentó. Sino que "la atención de salud se ha complicado mucho".

¿Qué se puede hacer? Un paso, dijo, es que "tenemos que ofrecer un mejor entrenamiento para ayudar a diferenciar qué pacientes caen en la categoría de un problema más grave, en lugar de algo más común".

El estudio aparece en línea el 29 de julio en la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre el dolor de espalda, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Return to top