A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Se duplican las visitas a emergencias relacionadas con las bebidas energéticas, según un informe

MIÉRCOLES, 16 de enero (HealthDay News) -- A medida que la popularidad de las bebidas energéticas ha aumentado, lo mismo ha sucedido con el número de estadounidenses que buscan tratamiento en las salas de emergencias de los hospitales tras consumir estas bebidas tan ricas en cafeína, informan las autoridades federales de salud.

Entre 2007 y 20011, el número de visitas a emergencias se duplicó y más, de alrededor de 10,000 a casi 21,000. En 2011, el 58 por ciento de esas visitas a emergencias solo tuvieron que ver con las bebidas energéticas, mientras que el 42 por ciento también tuvieron que ver con el uso de drogas o de alcohol.

La mayoría de estos casos fueron en adolescentes o adultos jóvenes, aunque hubo un alarmante aumento en el número de personas a partir de los 40 años que llegaban a emergencias tras consumir estas bebidas, según el informe de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de EE. UU. Los síntomas iban desde el insomnio, el nerviosismo, los dolores de cabeza y los latidos cardiacos acelerados hasta las convulsiones.

Las bebidas energéticas contienen altas cantidades de cafeína, que puede estimular tanto el sistema nervioso central como el sistema cardiovascular, anotan los expertos. Los niveles de cafeína en las bebidas varían de unos 80 miligramos (mg) a más de 500 mg por lata o botella, según el informe, mientras que una taza de 5 onzas de café contiene 100 mg de cafeína, y una lata de 12 onzas de refresco contiene unos 50 mg de cafeína, según el informe.

Las bebidas también pueden contener otros ingredientes que podrían fomentar los efectos estimulantes de la cafeína, según el informe.

A muchos médicos les preocupan los altos niveles de cafeína en las bebidas energéticas, que pueden provocar un importante aumento en la tasa cardiaca y subir la presión arterial, explicó la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Si alguien sufre de cualquier afección cardiaca subyacente, esos dos efectos pueden resultar letales", declaró hace poco a HealthDay. "Entérese de qué está bebiendo antes de bebérselo".

La Dr. Mary Claire O'Brien, una importante experta en bebidas energéticas del Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest en Winston Salem, Carolina del Norte, opinó sobre los hallazgos.

"El problema no es que las visitas al departamento de emergencia se dupliquen. Eso es un síntoma", señaló O'Brien. "La 'enfermedad' es que el gobierno federal no logre regular las bebidas energéticas como bebidas".

El problema se ve agravado por el hecho de que la mayoría de consumidores, sobre todo los adultos jóvenes a quienes se dirigen los fabricantes de estas bebidas, no estén conscientes de los graves riesgos de salud que conllevan, anotó.

Mientras tanto, la Asociación Americana de Bebidas (American Beverage Association) discrepó con el informe, que se publicó la semana pasada.

"El informe no comparte información sobre la salud general de los que podrían haber consumido las bebidas energéticas, ni qué síntomas los llevaron a emergencias en primer lugar", señaló la asociación en un comunicado en su sitio web. "De hecho, muestra que el 42 por ciento de las visitas a emergencias reportadas fueron de personas que admitieron consumir alcohol, sustancias ilegales o fármacos. Pero no hay forma de evaluar si los demás individuos eligieron no reportar este hecho, y el consumo de esas sustancias junto con las bebidas energéticas significa que las bebidas energéticas quizás sean irrelevantes".

Según el informe, las pastillas fueron las drogas más comúnmente combinadas con las bebidas energéticas (un 27 por ciento), y el 9 por ciento de éstas se trataba de estimulantes como Adderall o Ritalin. Alrededor del 10 por ciento de las visitas incluyeron el uso de drogas ilícitas, y el 5 por ciento tuvieron que ver con la marihuana.

Los chicos y los hombres conformaron dos tercios o más de las visitas a emergencias relacionadas con las bebidas energéticas durante los cuatro años. Las visitas de ambos sexos se duplicaron entre 2007 y 2011, pasando de unas 7,000 a casi 15,000 visitas de hombres y chicos, y de casi 3,000 a casi 6,000 visitas de chicas y mujeres.

Las personas de 18 a 25 años conformaron la mayor parte de las visitas a emergencias relacionadas con las bebidas energéticas, seguidas por las personas de 26 a 39 años. Sin embargo, el informe halló que las visitas de las personas a partir de los 40 años se incrementaron en un 279 por ciento durante esos cuatro años, de casi 1,400 a unas 5,200.

Las preocupaciones sobre las bebidas energéticas han aumentado tras informes el pasado otoño sobre 18 muertes posiblemente relacionadas con los productos, y dos senadores de EE. UU. desean que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. investigue la seguridad de estas bebidas, reportó la Associated Press. La FDA dijo en una declaración que revisará la seguridad de las bebidas energéticas esta primavera, según el servicio noticioso.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la cafeína.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top