A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los estadounidenses sufren de una peor salud que sus pares en otros países

MIÉRCOLES, 9 de enero (HealthDay News) -- EE. UU. se queda por detrás de otros 16 países ricos con respecto a la salud y la seguridad de su población, y ni siquiera los estadounidenses más jóvenes se libran.

Según un informe reciente, las personas que viven en Estados Unidos mueren antes, se enferman más gravemente y sufren más lesiones que las de otros países con ingresos altos, como Japón y Australia.

Incluso los estadounidenses más jóvenes que cuentan con seguro de salud tienden a sufrir lesiones y una salud deficiente, según el informe, publicado el miércoles por el Consejo Nacional de Investigación y el Instituto de Medicina.

"La salud de los estadounidenses es mucho peor que la de las personas de otros países, a pesar del hecho de que gastamos más [en atención de salud]", lamentó el Dr. Steven Woolf, profesor de medicina familiar de la Universidad Estatal de Virginia en Richmond, y presidente del panel que redactó el informe.

En comparación con otros 16 países ricos en Europa y otros lugares, Estados Unidos ocupa el último o casi el último lugar en varias áreas de la salud, como la mortalidad infantil y una tasa de natalidad baja, las tasas de lesiones y homicidios, el embarazo adolescente y las enfermedades de transmisión sexual (lo que incluye el VIH), las muertes relacionadas con las drogas, la obesidad y las afecciones que conlleva como la diabetes y la enfermedad cardiaca, la enfermedad pulmonar crónica, y la discapacidad.

Los estadounidenses tienen siete veces más probabilidades de morir en homicidios y veinte veces más probabilidades de morir en tiroteos que sus pares en países comparables.

Las desventajas se extendían por todas las etapas de la vida, desde la infancia (las tasas de nacimientos prematuros en EE. UU. son iguales que las de África Subsahariana) hasta los 75 años de edad.

También se extienden más allá de los pobres y las minorías.

"Incluso los estadounidenses que son blancos, cuentan con seguro, han sido educados en la universidad o tienen altos ingresos, [o] realizan conductas saludables parecen tener una peor salud que las personas con características similares en otros países", señaló Woolf el miércoles en una conferencia de prensa.

En un comentario sobre el informe, Bernice Rumala, profesora asistente de ciencias médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Quinnipiac en North Haven, Connecticut, dijo que "estudios anteriores se han enfocado específicamente en poblaciones con un estatus socioeconómico bajo y/o en las minorías raciales y étnicas. Sin embargo, este estudio ha resaltado que hay factores contextuales más importantes más allá del estatus socioeconómico que derivan en unos peores resultados de salud para todos, no solo para los marginados o las minorías raciales y étnicas".

Varios motivos podrían explicar las lamentables estadísticas, según los autores del informe.

Éstos incluyen varios factores del estilo de vida como una mala alimentación y la falta de actividad física, las disparidades en la atención de la salud, la falta de seguro de salud, las tasas elevadas de abuso de drogas, el rechazo a usar el cinturón de seguridad en los vehículos, una propensión al uso de armas de fuego, y lapsos en la educación.

Incluso los aspectos del desarrollo comunitario, como el hecho de que muchos centros urbanos se basen en el transporte en automóvil, podrían tener algo que ver, señaló la Dra. Ana Díez Roux, otra autora del informe y directora del Centro de Epidemiología Social y Salud Poblacional de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

La buena noticia es que el panel también encontró que una vez los estadounidenses llegan a los 75 años de edad, viven más que sus pares en otros países desarrollados. También es menos probable que los estadounidenses mueran de accidente cerebrovascular o cáncer, controlan mejor la presión arterial y el colesterol, y es menos probable que fumen.

Pero para los investigadores, los hallazgos y los desafíos que resaltan resultaron sobrecogedores.

"Si no tomamos medidas, la esperanza de vida seguirá reduciéndose, y los niños se enfrentarán a unas vidas más cortas y a unas mayores tasas de enfermedad que los de otros países", aseguró Woolf.

Más información

Para más información sobre los hallazgos, visite el Instituto de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top