A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Una técnica identifica los casos más letales de tos ferina

JUEVES, 10 de enero (HealthDay News) -- Realizar conteos tempranos y repetidos de los glóbulos blancos es vital para el diagnóstico de la tos ferina (pertussis) en los bebés, y para identificar cuáles corren el mayor riesgo de morir por la infección respiratoria, según un estudio reciente.

Los investigadores examinaron los expedientes médicos de 31 bebés admitidos a cinco unidades pediátricas de cuidados intensivos en California entre septiembre de 2009 y junio de 2011. En 2010, California tuvo la tasa más alta de pertussis en 60 años.

El estudio, que aparece en línea el 10 de enero y en la edición impresa de marzo de la revista Journal of the Pediatric Infectious Diseases Society, halló que los ocho bebés con una pertussis más grave tenían unos conteos más elevados de células blancas y era más probable que experimentaran un aumento de al menos el 50 por ciento en los glóbulos blancos. Tenían unos conteos máximos medios de glóbulos blancos de alrededor de 74,000, en comparación con 24,000 en los bebés con una pertussis menos grave.

Todos los bebés que tenían una pertussis más grave, menos uno, experimentaron un aumento de al menos el 50 por ciento en los glóbulos blancos en un plazo de 48 horas, mientras que ninguno de los bebés con pertussis menos grave tuvieron un aumento de más del 50 por ciento en los glóbulos blancos.

Los investigadores también hallaron que los bebés con pertussis más grave tenían unas tasas cardiacas y respiratorias máximas más elevadas, y era más probable que desarrollaran neumonía. Esas afecciones ocurrieron antes en los bebés con una pertussis más grave que entre los que tenían una enfermedad menos severa.

Además, los bebés con una pertussis más grave eran más propensos a sufrir de convulsiones, shock e insuficiencia renal, y a necesitar un tubo de respiración. También eran más propensos a recibir una exanguinotransfusión, en que la mayor parte de la sangre se reemplaza con sangre fresca.

Seis de los bebés recibieron exanguinotransfusiones, y cuatro murieron. Los cuatro bebés que murieron estaban en shock en el momento de la transfusión, mientras que los dos que sobrevivieron no estaban en shock.

"Dado que los bebés muy pequeños aún no han sido vacunados y están en mayor riesgo de una infección grave, debemos gestionarla y tratarla mejor", enfatizó en un comunicado de prensa de la revista la autora líder del estudio Erin Murray, epidemióloga del Departamento de Salud Pública de California.

"Este estudio muestra la importancia del cuidado intensivo pediátrico agresivo, y nos provee unas métricas adicionales para el tratamiento de estos pacientes tan pequeños", añadió Murray.

En 2012, las tasas de pertussis de EE. UU. fueron las más altas en 50 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la tos ferina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top