A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los viajes interplanetarios podrían provocar problemas psicológicos, según un estudio

LUNES, 7 de enero (HealthDay News) -- Un viaje espacial prolongado podría tener un efecto negativo sobre el sueño, el modo de actuar y el estado de ánimo de los astronautas, según un estudio reciente.

Después de observar a una tripulación que participó en una simulación de una misión de 520 días a Marte, los investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y del Colegio de Medicina Baylor hallaron que el confinamiento prolongado resultó en la pérdida del sueño, fatiga, estrés, cambios en el estado de ánimo y en conflictos. Afirmaron que hay que tener en cuenta este tipo de consecuencias para que los astronautas se adapten a un viaje espacial largo.

"El éxito de los viajes interplanetarios humanos, que se espera se produzcan en este siglo, dependerá de la habilidad de los astronautas para mantenerse encerrados y aislados de la Tierra durante mucho más tiempo que en misiones y simulaciones anteriores", comentó el autor colíder del estudio David Dinges, jefe de la división de sueño y cronobiología del departamento de psiquiatría de la Facultad de Medicina Perelman, en un comunicado de prensa de la Universidad de Pensilvania.

"Esta es la primera investigación que indica el papel fundamental que tendrán los ciclos de sueño y vigilia en las misiones espaciales prolongadas", añadió.

El 3 de junio de 2010, se cerró un recinto de 550 metros cúbicos que simulaba ser una nave espacial con un equipo internacional de seis astronautas a bordo. Se esperaba que el equipo realizara más de 90 experimentos y otras tareas, para que los investigadores pudieran evaluar los efectos de un vuelo espacial a largo plazo sobre su bienestar psicológico y médico.

A fin de examinar los patrones de actividad y descanso, el modo de proceder y las reacciones psicológicas de los astronautas, los investigadores registraron sus movimientos corporales y la exposición a la luz, y controlaron los cambios en su nivel de actividad, sueño, estado de alerta y carga de trabajo.

El estudio halló que el equipo se hizo más sedentario conforme pasaba el tiempo. Conforme avanzaba la misión, se movían menos y dormían o descansaban más. La mayoría de los astronautas también tuvieron problemas con la calidad del sueño, la reducción del estado de alerta y los intervalos de vigilia y sueño alterados, lo que sugirió que había un mal funcionamiento de su ritmo cardiaco.

Los investigadores concluyeron que los astronautas deben viajar en una nave y vivir de un modo que imite los ciclos de vigilia y sueño de la Tierra, incluyendo la exposición a la luz, las horas de comida y el ejercicio, a lo largo de toda una misión espacial prolongada. Comentaron que sus hallazgos también tenían implicaciones para las personas que no eran astronautas y que siguen estilos de vida sedentarios con interrupciones en su sueño y una exposición prolongada a la luz artificial.

"Un mensaje importante de esta línea de investigación es la importancia que tiene dormir el tiempo adecuado y en el momento oportuno para prolongar la vida de todo el mundo", señaló Dinges. "Como sociedad global, es necesario que volvamos a evaluar el modo en que consideramos el sueño en relación con nuestra salud y nuestra capacidad de vivir de forma productiva. Tanto si se trata de un astronauta ante el reto de viajar a otro planeta o de un recién nacido que aprende a andar, la necesidad del cuerpo humano de dormir es tan esencial como nuestra necesidad de alimentos y agua, y es fundamental para nuestra capacidad de desarrollo sano".

La simulación de la misión a Marte fue desarrollada por el Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias Rusa, y financiada parcialmente por la Agencia Espacial Europea.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de enero de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU. tiene más información sobre el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top