A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Las familias que adoptan deben usar servicios de salud y respaldo escolar adicionales, según los expertos

JUEVES, 27 de septiembre (HealthDay News) -- Un proyecto escolar que requiere una foto de la infancia, unos compañeros de clase que hacen bromas, consejeros bien intencionados que dicen algo equivocado, una afección médica rara... esos son apenas algunos de los desafíos a los que se enfrentan las familias con hijos adoptados en sus vidas cotidianas.

Un nuevo informe que hace un resumen de las investigaciones sobre la adopción muestra que el panorama de las familias adoptivas está cambiando en Estados Unidos, al igual que las necesidades de esas familias, aseguró la autora líder, la Dra. Faye Jones, profesora de pediatría de la Universidad de Loyola.

Jones dijo que la investigación sugiere que las familias se beneficiarían si los pediatras tuvieran más en cuenta sus necesidades únicas, como por ejemplo consejería especializada y respaldo emocional, conexiones con otras familias adoptivas y recomendaciones sobre servicios de tutoría. Los expertos en adopción afirman que educar a las escuelas y a las comunidades también resultaría útil.

"El punto clave es que las familias y los niños pasan por muchos tipos distintos de ajuste, y eso no se acaba cuando se firma todo el papeleo. Es un proceso de toda la vida", comentó Jones.

Aunque la adopción ya no se estigmatiza de la misma forma que hace 30 o 40 años, todavía falta un largo camino por recorrer, apuntó Janice Goldwater, fundadora y directora de Adoptions Together, una organización sin fines de lucro del área de Washington, D.C., que respalda y educa a las familias adoptivas y a los profesionales escolares y de la salud con quienes trabajan.

"No puedo ni decirles cuántas familias adoptivas nos dicen que han tenido múltiples citas en el pediatra, pero el médico sigue haciendo preguntas sobre los antecedentes de salud familiares y se olvida de que el niño es adoptado", lamentó Goldwater. "Si se tiene a un padre sensible, tendrá que decir una y otra vez que no es su hijo biológico y dar explicaciones. Es un poco agotador".

Según el estudio, que aparece en la edición en línea del 24 de septiembre de la revista Pediatrics, cada año se adoptan alrededor de 120,000 niños (más o menos el 2 por ciento de la población). El 38 por ciento son de atención de acogida, 38 por ciento son adopciones domésticas privadas, y 25 por ciento son internacionales. Las adopciones domésticas están en aumento, mientras que las internacionales están en declive.

Los perfiles de las familias adoptivas también están cambiando. Las familias mixtas con padres homosexuales, los padres mayores y los padres solteros están en aumento, y 40 por ciento de los niños adoptados llegan a familias con más de una etnia o raza, informaron los investigadores.

En cuanto a los problemas de salud, el 39 por ciento de los niños adoptados se clasifican con necesidades especiales, frente a 19 por ciento de la población general. Los autores recomendaron que los pediatras ofrezcan a las familias un "mapa" que les ayude a localizar a cualquier especialista, terapeuta y proveedor de equipo médico que puedan necesitar, incluso antes de que los padres lleven al nuevo niño a casa.

Sherry Kempf, una madre de Minneapolis, tiene dos hijas de 5 y 9 años de edad que fueron adoptadas de China en la infancia. Ambas niñas necesitaron atención especializada por afecciones médicas inesperadas al principio. Aunque su pediatra la ayudó a comunicarse con algunos especialistas, investigó mucho por su cuenta.

"Hay que ser el propio defensor, hacer las tareas y dar seguimiento", enfatizó Kempf, que alistó servicios a través de su distrito escolar para su hija mayor incluso antes de que estuviera en edad escolar.

La familia también tomó una clase para los padres y los niños adoptivos. "Hicimos una clase una vez por semana cuando recibimos a nuestra primera hija, y una vez más con la segunda", señaló.

Los médicos de familia y los maestros pueden facilitar las comunicaciones con las familias adoptivas al aprender a usar términos como 'padres de nacimiento' y 'padres biológicos', y evitar decir 'los padres verdaderos', apuntó Goldwater. Los maestros también deben saber qué podría desencadenar la ansiedad de un niño.

"Una tarea que requiera una foto de bebé puede resultar traumatizante para un niño que no tiene fotos de esa edad", dijo Goldwater. Los proyectos de árboles familiares y el día de las madres también pueden hacer aflorar emociones profundas.

"Es importante lograr que los maestros estén conscientes de cómo hablar sobre la familia, el tipo de lenguaje que utilizan, que podría estar incluido en su currículo que quizás resulte difícil", planteó. Recuerda una familia cuya hija, adoptada de China, "se vino abajo" en la escuela un día cuando su clase leía un libro de texto que describía la forma en que a veces, en China, las niñas son abandonadas o entregadas a orfanatos.

"En la adopción, las pérdidas son importantes", señaló Jones, autora del estudio.

Aunque Kempf dijo que sus hijas han tenido sus problemas médicos, están emocionalmente bien ajustadas. Agradece muchos factores, que incluyen mantenerlas cerca de sus raíces culturales, contar con una red de amigos que ofrecen respaldo, y ser abiertos sobre su adopción.

"Realmente tenemos suerte porque vivimos cerca de una escuela que ofrece inmersión china, de forma que están rodeadas por cultura china todo el día", comenta Kempf, quien es blanca. "Tienen maestros que son nativos chinos, y celebran los días de fiesta chinos".

La familia también sigue en contacto con las familias adoptivas de los compañeros de orfanato de sus hijas en China. De vez en cuando habla con sus hijas sobre ser adoptadas, y habla positivamente sobre sus padres biológicos.

"De vez en cuando, hablamos sobre su madre biológica", comentó. "Lo menciono de forma casual. Le digo lo alta que está. Y que seguro que su mamá era alta. O que seguro que ese día está pensando en ella".

Más información

Para más información sobre recursos para la adopción, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top