A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Arremánguese, que se acerca la temporada de gripe

JUEVES, 27 de septiembre (HealthDay News) -- La única cosa previsible sobre la gripe es su imprevisibilidad, señalaron el jueves las autoridades de salud de EE. UU., mientras instaban a que casi todos los estadounidenses se vacunen para la próxima temporada.

Aunque la temporada de gripe del año pasado fue una de las más leves registradas, eso no es indicador de qué traerá esta temporada. Los funcionarios anotaron que hace apenas dos años la pandemia de gripe H1N1 enfermó a millones en todo el mundo.

"Los últimos años han demostrado que la influenza es previsiblemente imprevisible", señaló en una conferencia de prensa matutina el Dr. Howard Koh, secretario asistente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

"Incluso las temporadas leves pueden llevar al sufrimiento y a la muerte", añadió Koh. "Tristemente, el año pasado hubo unas 34 muertes pediátricas asociadas con la influenza".

Cada año, un estimado de cinco a veinte por ciento de los estadounidenses contraen la gripe, llevando a 200,000 hospitalizaciones, que incluyen 20,000 en niños menores de cinco años, apuntó Koh. Y en un periodo de 30 años, de 1976 a 2006, los estimados de muertes anuales relacionadas con la gripe variaron de un mínimo de 3,000 a un máximo de unas 49,000.

La vacuna de este año contiene las mismas cepas que el año pasado, más dos cepas nuevas (una de un nuevo virus de la influenza A y otra de una nueva influenza B), señaló en la conferencia de prensa el Dr. Daniel Jernigan, subdirector de la División de Influenza de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Ya se han distribuido más de 85 millones de dosis de la vacuna contra la gripe, y hay más de camino", dijo, y añadió que se espera que haya alrededor de 170 millones de dosis disponibles.

"El mejor momento de vacunarse es antes del inicio de la temporada de gripe", apuntó Jernigan. "Se exhorta a que todo el que tenga a partir de seis meses de edad se vacune".

La temporada típica de gripe abarca desde el otoño hasta principios de primavera.

Koh enfatizó que la vacuna es segura y solo tiene unos efectos secundarios leves. Debido a que cada año la gripe es distinta, la vacuna debe ser revisada para mantenerla actualizada con las cepas en circulación.

A pesar del nivel bajo de actividad gripal en 2011-2012, alrededor del 42 por ciento de los estadounidenses se vacunaron, más o menos la misma cantidad que en la temporada de gripe anterior, según los registros de los CDC.

Alrededor del 52 por ciento de los niños se vacunaron el año pasado, frente a 51 por ciento en el año anterior, apuntó Koh. Las tasas de vacunación por lo general disminuyen a medida que los niños crecen, anotó.

De los niños de 6 a 23 meses, casi el 75 por ciento se vacunaron en la temporada de gripe de 2011-2012, frente a apenas 35 por ciento de los adolescentes, señaló Koh. "Nos complace que por segundo año consecutivo no hubo disparidades raciales ni étnicas en la cobertura de los niños", dijo.

Pero cuando se habla de los adultos "hay mucho por mejorar", dijo Koh. "El año pasado, alrededor del 39 por ciento de los adultos se vacunaron, frente a alrededor de 41 por ciento el año anterior", lamentó.

La vacunación es importante para todos los adultos, pero sobre todo para los que sufren de afecciones como el asma, la diabetes y la enfermedad cardiaca, que pueden hacerlos vulnerables a complicaciones por la gripe, advirtió Koh. "La cobertura entre esos adultos de alto riesgo fue de apenas 45 por ciento en la temporada pasada, frente a 47 por ciento en la temporada anterior", apuntó.

Aunque no hubo disparidades raciales ni étnicas en las tasas de vacunación entre los niños, las disparidades persistieron en los adultos, lamentó. Los blancos y los nativos americanos y de Alaska tuvieron las tasas de vacunación más altas, con 42 por ciento, mientras que los hispanos tuvieron la tasa más baja, con 29 por ciento, dijo.

Algo positivo es que más mujeres embarazadas se vacunan, apuntó Koh, y anotó que las mujeres embarazadas están en mayor riesgo de complicaciones por la gripe. Además, la inmunidad de la madre puede proteger a su bebé recién nacido durante los seis meses antes de que el niño tenga suficiente edad para vacunarse.

Koh también reportó que el año pasado 67 por ciento del personal de atención de salud se vacunó, pero hubo diferencias importantes entre los trabajadores de este grupo. Por ejemplo, 87 por ciento de los médicos que trabajaban en hospitales se vacunaron. Pero en los hogares de ancianos, aparte de los médicos y las enfermeras, la tasa de cubertura de la vacuna fue de 50 por ciento. "Esto es preocupante porque esos empleados cuidan a personas que están en alto riesgo de complicaciones por la gripe", advirtió.

Vacunarse es la mejor protección contra la gripe, afirmó Koh. Todas las personas deben vacunarse contra la gripe cada año a partir de los 6 meses de edad. La campaña de vacunación del año pasado previno casi 5 millones de casos de gripe, 2 millones de consultas médicas y 40,000 hospitalizaciones, según los CDC.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra la gripe, visite los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top