A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Un panel señala que los médicos deben evaluar el abuso del alcohol en los adultos

LUNES, 24 de septiembre (HealthDay News) -- Un panel asesor del gobierno de EE. UU. recomienda que los médicos de cabecera pregunten a sus pacientes sobre sus hábitos de consumo de alcohol y provean consejería a los que abusen del alcohol.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. halló que la exploración y la intervención pueden ayudar a los adultos a partir de 18 años que beben más de la cantidad recomendada de alcohol a reducir su consumo. Sin embargo, el panel concluyó que no había suficiente investigación sobre las personas menores de 18 años para recomendar a favor o en contra de la exploración y la consejería.

El panel también recomendó la exploración y la intervención para las mujeres embarazadas, aunque la evidencia de la efectividad en este grupo fue menos firme que en la población general de adultos.

El borrón de las recomendaciones, publicado el lunes, se hace eco de las directrices de 2004 del grupo de trabajo sobre la exploración del alcohol.

"El mensaje más importante es el mismo ahora que antes. Al menos en la población adulta, la evidencia muestra que los profesionales clínicos pueden ayudar a los hombres y a las mujeres que beben de formas que no son saludables a cambiar esos hábitos", señaló el Dr. Michael LeFevre, covicepresidente del grupo de trabajo.

Se calcula que 30 por ciento de las personas de Estados Unidos abusan del alcohol. El abuso del alcohol, que incluye los atracones de bebida además de la dependencia al alcohol, es la tercera causa principal de muertes prevenibles en el país.

El Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de EE. UU. recomienda que las mujeres y las personas mayores de 65 años no beban más de tres bebidas alcohólicas al día y no más de siete bebidas alcohólicas por semana, y que los hombres limiten su consumo a cuatro bebidas por día y 14 por semana.

"Mi impresión es que más médicos de cabecera exploran [el abuso del alcohol] que en 2004", dijo LeFevre. Sin embargo, las tasas de abuso y dependencia son más o menos iguales que hace ocho años, añadió LeFevre, director de servicios clínicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, en Columbia.

Para las recomendaciones actuales, el grupo de trabajo observó un análisis de 23 estudios publicados entre 1985 y 2012 sobre la exploración y las intervenciones de consejería conductual en las personas que abusan del alcohol. El análisis aparece en la edición en línea del 25 de septiembre de la revista Annals of Internal Medicine.

La evidencia más firme incluía estudios que hallaron que los adultos bebían 3.6 menos bebidas por semana un año tras la consejería, y que 12 por ciento menos adultos reportaron episodios de bebida empedernida un año tras la intervención.

"Aunque estamos bastante seguros de que hay un beneficio, los cambios en la conducta no son tan dramáticos como desearíamos", apuntó LeFevre. Tampoco hay una conexión clara entre un menor consumo y una mejor salud, añadió.

El análisis no halló diferencia en las tasas de enfermedad o muerte entre los adultos que recibieron la exploración y la intervención, aunque algunos estudios hallaron que los bebedores arriesgados que obtuvieron consejería pasaron menos tiempo en el hospital.

El Dr. Domenic Ciraulo, jefe de psiquiatría del Centro Médico de Boston, quien no tuvo que ver con las recomendaciones actuales, dijo que está completamente de acuerdo con los hallazgos del grupo de trabajo.

Sin embargo, aunque muchos médicos de cabecera ya realizan algún tipo de exploración respecto al alcohol, su precisión depende de la persona que administra la prueba, y del tipo de prueba, planteó Ciraulo.

Una de las pruebas recomendadas por el grupo de trabajo, llamada AUDIT, plantea diez preguntas de selección múltiple sobre el consumo del alcohol, y se realiza en dos a cinco minutos.

"Se puede administrar en papel o en computadora, y en el ambiente adecuado, [los médicos] pueden obtener resultados bastante confiables", señaló Ciraulo.

El grupo de trabajo también recomienda la exploración con una sola pregunta: ¿Cuántas veces ha bebido cinco o más bebidas alcohólicas en el año anterior? Muchos profesionales clínicos ocupados la utilizan, apuntó LeFevre.

Pero estas preguntas en realidad no pueden distinguir entre alguien que tiene atracones de bebida de forma ocasional y las personas adictas al alcohol, de forma que todos terminarían en consejería, dijo LeFevre.

Por supuesto, a diferencia del que tiene un atracón de bebida ocasional, las personas adictas al alcohol necesitarán de más terapia durante más tiempo, apuntó Ciraulo. E independientemente de qué lugar ocupe el paciente en el espectro, asegurar que el médico, enfermera o consejero que realice la intervención esté bien entrenado y tenga la personalidad adecuada es esencial, enfatizó Ciraulo.

El grupo de trabajo halló que la cantidad más efectiva de consejería para las personas que son bebedores arriesgados es varias sesiones de entre seis y 15 minutos, mientras que las consultas únicas de menos de cinco minutos son menos efectivas.

Aunque el panel revisó distintos tipos de consejería, que incluyeron la gestión del estrés y los planes de acción, no realizó recomendaciones específicas.

El grupo de trabajo aceptará comentarios sobre las recomendaciones hasta el 22 de octubre.

Más información

El Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de los EE. UU. tiene más información sobre los efectos de salud del alcohol.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top