A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

El cáncer supera a la enfermedad cardiaca como la principal causa de muerte entre los hispanos de EE. UU.

LUNES, 17 de septiembre (HealthDay News) -- El cáncer es ahora la principal causa de muerte entre los hispanos de EE. UU., revela un informe reciente.

Aunque las tasas de muerte tanto por cáncer como por enfermedad cardiaca han declinado en la población hispana de Estados Unidos, el cáncer ha superado a la enfermedad cardiaca como principal causa de muerte, según el informe que aparece en la edición en línea del 17 de septiembre de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians. La enfermedad cardiaca sigue siendo la principal causa de muerte entre los blancos no hispanos y los negros de EE. UU.

Se calcula que en 2012 se diagnosticarán 112,800 nuevos casos de cáncer, y ocurrirán 33,200 muertes por el cáncer, entre los hispanos de EE. UU., señaló la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) en un comunicado de prensa sobre el informe.

En 2009, los datos mostraron que 29,935 hispanos de EE. UU. murieron de cáncer, frente a 29,611 muertes por enfermedad cardiaca.

"Las tasas de mortalidad por la enfermedad cardiaca declinan más rápido porque hay más intervenciones disponibles para la enfermedad cardiaca", explicó la autora líder del estudio Rebecca Siegel, de la Sociedad Americana del Cáncer. "Es positivo que las tasas de muertes relacionadas con la enfermedad cardiaca y el cáncer se reduzcan, pero podemos hacer más por mejorar el acceso a la atención de salud de esas personas, y reducir las tasas más".

De 2000 a 2009, las tasas de incidencia de cáncer entre los hispanos de EE. UU. declinaron en 1.7 por ciento por año entre los hombres y en 0.3 por ciento por año entre las mujeres. Por otro lado, las tasas de incidencia de cáncer declinaron en uno por ciento entre los hombres no hispanos y en 0.2 por ciento entre las mujeres no hispanas en el mismo periodo, hallaron los investigadores.

Además, las tasas de muerte por cáncer entre los hispanos declinaron en 2.3 por ciento por año entre los hombres y en 1.4 por ciento por año entre las mujeres en el mismo periodo, frente a declives anuales de 1.5 por ciento y 1.3 por ciento entre los hombres y las mujeres no hispanos de raza blanca, respectivamente.

Los hispanos están en mayor riesgo de cánceres relacionados con infecciones, como el cáncer de hígado, el cáncer de estómago y el cáncer cervical, señaló Siegel, lo que refleja una mayor exposición a agentes infecciosos cancerígenos, unas tasas más bajas de exploración, y posiblemente factores genéticos. Específicamente, las tasas de incidencia y muerte por cáncer cervical son de 50 a 70 por ciento más altas entre las mujeres hispanas que entre las blancas no hispanas. Para la mayoría de ubicaciones del cáncer, los hispanos son diagnosticados en una etapa avanzada de la enfermedad con más frecuencia que los blancos no hispanos, halló el informe.

Esto tiene que ver con problemas en el acceso a la atención.

"Desproporcionadamente, [los hispanos] son pobres y carecen de seguro", lamentó Siegel. "31 por ciento de los hispanos de EE. UU. carecen de seguro, frente a 12 por ciento de los blancos no hispanos". Por ende, es menos probable que las hispanas se sometan a una exploración para el cáncer cervical, que previene ese tipo de cáncer, pero que también lo detecta cuando está en las etapas más tratables, anotó.

Los hispanos tienen unas tasas de incidencia y muerte más bajas que los blancos no hispanos para todos los cánceres en combinación, y para el cáncer de mama, de próstata, colorrectal y bronquial (los cuatro cánceres más comunes), mostró el informe.

En particular, las tasas de cáncer de pulmón de los hispanos son de más o menos la mitad que en los blancos no hispanos. Probablemente esto se deba al hecho de que algunos hispanos podrían ser menos propensos a fumar cigarrillos que los blancos no hispanos.

También hay diferencias en las poblaciones hispanas, señaló Siegel. Por ejemplo, "los cubanos son más propensos a fumar y eso es importante en términos de varios tipos de cáncer", comentó. "La obesidad es un problema en los mexicanos, y se ha asociado con varios tipos de cáncer, entre ellos de mama, de colon y endometrial. Necesitamos intervenciones personalizadas a nivel comunitario que se enfoquen en subpoblaciones hispanas específicas".

La Dra. Kimlin Ashing-Giwa aconsejó no descartar el efecto de la genética. Ashing-Giwa es directora del Centro de Alianza Comunitaria para la Investigación y la Educación del Centro Oncológico de City of Hope en Duarte, California.

Además, "muchos hispanos trabajan en la industria del servicio o de la agricultura, donde se ven expuestos a agentes ambientales y sustancias químicas que podrían aumentar su riesgo de ciertos cánceres", anotó Ashing-Giwa, quien no participó en el estudio. Aún así, "los problemas principales son el acceso a la atención y un diagnóstico en una etapa más avanzada, sobre todo en los cánceres que podemos explorar como el de mama y el cervical", lamentó. Para superar esas desigualdades, "realmente necesitamos trabajar en asociaciones comunitarias que aumenten la exploración", añadió. "Una mejor exploración y una detección más temprana salvarán más vidas".

Más información

Para ver el informe completo, "Cancer Facts & Figures for Hispanics/Latinos 2012-2014," visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top