A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Un estudio evalúa el uso de anticoagulantes tras una hemorragia gastrointestinal

LUNES, 17 de septiembre (HealthDay News) -- Una investigación reciente sugiere que las personas que dejan de tomar el anticoagulante warfarina (Coumadin) debido a una hemorragia gastrointestinal aumentan su riesgo de coágulos sanguíneos y muerte si no vuelven a tomar el fármaco.

El estudio, que aparece en la edición en línea del 17 de septiembre de la revista Archives of Internal Medicine, es limitado porque solo observó lo que sucedió a los pacientes en un periodo de 90 días después de que sufrieran una hemorragia gastrointestinal. Pero los hallazgos sí apuntan al riesgo de no volver a tomar el anticoagulante durante un periodo largo, señaló el Dr. Amir Jaffer, profesor de medicina y jefe de la división de medicina hospitalaria de la Universidad de Miami, y coautor de un comentario que acompaña al estudio.

En general, dijo Jaffer, recomienda que los pacientes que sufren de sangrado en el tracto gastrointestinal dejen de tomar el anticoagulante durante unos cuatro días, a menos que exista un motivo significativo para evitar el fármaco a largo plazo. "Ese número [de días] variará dependiendo de la gravedad de la hemorragia", apuntó, y añadió que los médicos deben proveer una orientación adecuada.

El anticoagulante se receta para prevenir afecciones como el accidente cerebrovascular (ACV) y el ataque cardiaco, al dificultar la formación de coágulos que bloqueen el torrente sanguíneo. Sin embargo, los fármacos aumentan el riesgo de que los vasos sanguíneos se desgarren. Alrededor del 4.5 por ciento de los pacientes tratados con el anticoagulante tienen un episodio de sangrado en el tracto gastrointestinal, según los investigadores.

Los autores del estudio revisaron los expedientes médicos de casi 450 pacientes de Colorado que desarrollaron sangrado gastrointestinal mientras tomaban warfarina. La edad promedio de los participantes era de 72 años.

Casi 60 por ciento comenzaron a tomar warfarina nuevamente en un plazo de dos a nueve días tras la hemorragia. En un transcurso de 90 días, alrededor del 12 por ciento de los pacientes murieron. Después de que los investigadores ajustaron sus estadísticas para que no las sesgaran factores como el sexo o la edad, hallaron que los que volvieron a tomar warfarina tenían 31 por ciento menos probabilidades de morir que los que no lo hicieron. Menos del seis por ciento de los que continuaron con la warfarina murieron, frente a 20 por ciento de los que no.

De los 260 pacientes que volvieron a tomar warfarina, apenas uno sufrió de un accidente cerebrovascular o coágulo sanguíneo importante, frente a 5.5 por ciento de los pacientes que no volvieron a tomar el fármaco.

En el comentario, Jaffer y su coautor dijeron que los hallazgos quizás no se apliquen a los anticoagulantes más recientes, como dabigatran y rivaroxaban, que podrían conllevar un mayor riesgo de hemorragia gastrointestinal que la warfarina con el tiempo.

Más información

Para más información sobre los anticoagulantes, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top