A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los adolescentes con sobrepeso generalmente comen menos que sus pares de peso normal

LUNES, 10 de septiembre (HealthDay News) -- Como se suponía, los niños pequeños con sobrepeso consumen cada día más calorías que sus pares más delgados, señala un estudio reciente.

Pero en un hallazgo totalmente inesperado, los investigadores también descubrieron que los niños mayores con sobrepeso podrían en realidad consumir menos calorías al día que sus contrapartes de peso sano.

"El mensaje para la sociedad y los padres es no dar por sentado que un niño que tiene sobrepeso come de más. La obesidad no es simplemente un asunto de comer más", señaló la autora del estudio Asheley Cockrell Skinner, profesora asistente de pediatría de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill. "Sea comprensivo. Los niños con sobrepeso reportaron comer menos calorías, y para perder peso, esos niños tienen que comer incluso menos. Probablemente, para ellos perder peso resulta incluso más difícil de lo que suponemos".

Los resultados del estudio aparecen en línea el 10 de septiembre en la revista Pediatrics, así como en la edición impresa de octubre.

El estudio incluyó información sobre las dietas de casi 13,000 niños de 1 a 17 años. La información provino de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU., que se llevó a cabo de 2001 a 2008. La población incluida en el estudio es representativa de la población de EE. UU.

Los datos sobre el consumo de comida se recolectaron en dos días distintos, y se pidió a los niños y a sus padres que recordaran lo que el niño había comido en las últimas 24 horas, y qué cantidad había comido de cada alimento en particular. Los investigadores contaron con una variedad de dispositivos representativos de medición para intentar obtener la mejor aproximación posible del tamaño de la porción.

En los niños pequeños, los investigadores hallaron que los niños obesos y con sobrepeso tendían a consumir más calorías. Por ejemplo, entre los niños de 3 a 5 años, las chicas con sobrepeso consumían en promedio 1,721 calorías al día, en comparación con 1,578 calorías al día entre sus pares de peso sano. Entre los chicos de la misma edad, el grupo con sobrepeso consumía 1,809 calorías al día, frente a 1,668 calorías al día entre los niños de peso normal.

Pero a medida que los niños crecieron, los que tenían sobrepeso y obesidad comenzaron a comer menos que sus pares de peso normal. Entre los 12 y los 14 años, las chicas con sobrepeso consumían unas 1,794 calorías al día, frente a 1,893 calorías al día entre las niñas de peso normal. Entre los chicos de la misma edad, los jóvenes con sobrepeso consumían unas 2,209 calorías al día, frente a 2,291 calorías entre los chicos de peso normal.

Cockrell Skinner y colegas creen que la actividad podría tener mucho que ver con estos hallazgos.

"Los niños con sobrepeso tienden a ser menos activos", apuntó, pero añadió que probablemente otros factores entren en juego. "El organismo tiene reacciones complejas ante la cantidad que se come, el momento en que se come y los niveles de actividad. Y todavía no comprendemos estas reacciones del todo", explicó.

Otra experta estuvo de acuerdo en que una variedad de factores influyen sobre el peso corporal.

"No hay duda de que el sobrepeso y la obesidad son multifactoriales. La ingesta calórica, los componentes genéticos y los cambios que suceden en el metabolismo tienen que ver en parte, y las nuevas investigaciones sugieren que las bacterias que viven en nosotros son distintas en individuos normales y con sobrepeso. Así que hay muchos componentes interesantes que contribuyen al aumento de peso, y no estamos seguros sobre cómo cambiarlos todos", señaló la Dra. Edith Chernoff, directora de Premier Kidds del Hospital Pediátrico de La Rabida, en Chicago.

"Lo que se puede controlar es la cantidad que se come y qué tan activo se es", anotó.

Cockrell Skinner señaló que si el niño ya tiene sobrepeso, fomentar la actividad es importante. Y dijo que aunque el niño con sobrepeso quizás ya coma menos calorías, si come incluso menos perderá peso.

"Mientras más temprano se aborden estos problemas, se terminará con más adultos sanos", aseguró Chernoff.

Ambas expertas enfatizaron que prevenir el sobrepeso y la obesidad es esencial. "Es más fácil permanecer en un peso sano que intentar perder peso y mantener la pérdida", comentó Chernoff.

Por eso educar a los padres y a los niños sobre los tamaños adecuados de las porciones es muy importante, dijo Chernoff. Con frecuencia, los padres se preocupan de que sus hijos no coman lo suficiente, pero un niño come significativamente menos que un adulto, y en general "el niño usualmente come lo que necesita", apuntó.

Cockrell Skinner dijo que surgen problemas en los niños pequeños cuando los padres obligan a los niños a comer más después de que están llenos.

Más información

Para más información sobre la obesidad infantil, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top