A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los niños pequeños tratados por cáncer podrían estar en riesgo de TEPT, según un estudio

LUNES, 10 de septiembre (HealthDay News) -- Casi uno de cada cinco niños con cáncer sufre de trastorno por estrés postraumático (TEPT), según un nuevo estudio de tamaño reducido.

Investigadores suizos entrevistaron a 48 madres cuyos bebés y niños pequeños habían sido diagnosticados con cáncer y que se sometieron a tratamiento. Nueve de los niños presentaban todos los síntomas de TEPT, y otros 20 tenían al menos algunos síntomas, siendo los más comunes la ansiedad y las memorias vívidas.

Los niños mayores de 18 meses tenían un riesgo mucho mayor de desarrollar TEPT que los más pequeños. Los investigadores también hallaron que el TEPT en la madre aumentaba el riesgo de trastorno en el niño.

No hubo relación entre las características del cáncer de un niño y el riesgo de TEPT, según los investigadores de la Universidad de Zúrich y del Hospital Pediátrico Universitario de Zúrich.

En el momento del estudio, los niños tenían entre 8 meses y 4 años de edad. En promedio, habían pasado 15 meses desde su diagnóstico de cáncer. Los tipos más comunes de diagnósticos fueron tumores sólidos, leucemia, linfomas y tumores cerebrales.

El 85 por ciento de los niños habían recibido quimioterapia, 56 por ciento se habían sometido a cirugía, 17 por ciento recibieron radioterapia y 12.5 por ciento habían recibido un trasplante de médula ósea. 21 (44 por ciento) de los niños seguían sometiéndose a tratamiento en el momento del estudio.

El estudio aparece en la edición en línea del 22 de agosto de la revista Psycho-Oncology.

"Los resultados de nuestro estudio muestran que el cáncer y su tratamiento pueden también tener un impacto traumático en la primera infancia y la infancia", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Zúrich el profesor Markus Landolt.

"Se debe tener más cuidado para asegurar que los procedimientos potencialmente estresantes, como la aspiración de la médula ósea, se lleven a cabo de la forma más adecuada para los niños e indolora posible", recomendó.

Además, animó a los profesionales de salud a tomar medidas para mejorar la sensación de seguridad del niño en el hospital y durante el tratamiento médico, para reducir su ansiedad.

Aunque el estudio halló una asociación entre el cáncer en la primera infancia y el TEPT, no probó una relación causal.

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre cómo afrontar un diagnóstico de cáncer en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top