A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Usar el sistema de salud de Canadá como modelo podría reducir los costos en EE. UU., según un estudio

MARTES, 30 de octubre (HealthDay News) -- En Estados Unidos, se podrían haber ahorrado 2.15 billones de dólares desde 1980 si se hubieran adoptado las medidas de ahorros en costos de Canadá, según un estudio reciente.

En el mismo periodo, el gasto en atención de salud de EE. UU. creció casi tres veces más rápidamente que el programa de Medicare de Canadá, aunque la ley canadiense prohíbe los copagos y los deducibles, anotaron investigadores de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

"El programa de Medicare de Canadá ha tenido mucho más éxito al controlar los costos que el de EE. UU.", señaló la Dra. Steffie Woolhandler, profesora de la Facultad de Salud Pública de la CUNY.

Woolhandler apuntó que muchos factores tienen que ver con esta diferencia.

"El sistema de Canadá es un sistema real de un solo pagador. Nuestro sistema es de un solo pagador solo para parte de la población", señaló.

Esto resulta en unos costos administrativos más elevados en Estados Unidos, en comparación con Canadá, comentó Woolhandler. "En EE. UU., los costos administrativos conforman alrededor del 31 por ciento de los costos de la atención de salud, y en Canadá alrededor del 16 por ciento", dijo.

Además, a los hospitales canadienses se les paga menos que a los estadounidenses. El gobierno canadiense también negocia los precios de los fármacos para obtener los costos más bajos, mientras que la ley prohíbe al gobierno de EE. UU. que negocie los costos de los medicamentos para los pacientes de Medicare, apuntó Woolhandler.

Los costos de la mala praxis también son más bajos en Canadá, anotó.

Aunque los costos son más bajos en Canadá, los resultados de salud se parecen a los de EE. UU., dijo Woolhandler.

"La esperanza de vida de los canadienses es mayor que en EE. UU.", lamentó. "El acceso a la atención es mejor en Canadá".

En EE. UU., el acceso a la atención se ve limitado por los costos, comentó Woolhandler. Una crítica contra el sistema canadiense es que las personas tienen que esperar por la atención, pero Woolhandler afirma que eso sucede solo a una pequeña minoría de pacientes.

Woolhandler, fundadora de Physicians for a National Health Program, propugna un verdadero sistema de un solo pagador en EE. UU.

"EE. UU. tiene graves problemas con los costos de la atención de salud en general y con los costos de Medicare en concreto", planteó. "Debemos observar los métodos de control de costos usados en Canadá que han funcionado, en lugar de los métodos no comprobados propuestos por los políticos, que probablemente no funcionen".

El informe aparece en la edición del 29 de octubre de la revista Archives of Internal Medicine.

Para el estudio, Woolhandler y el Dr. David Himmelstein, también profesor de la Facultad de Salud Pública de la CUNY, analizaron los gastos de Medicare en EE. UU. y en Canadá.

Hallaron que tras tomar en cuenta la inflación, el gasto de Medicare de EE. UU. aumentó casi en 200 por ciento entre 1980 y 2009. El de Canadá aumentó un 73 por ciento.

Woolhandler anotó que algunos políticos desean reemplazar Medicare con un sistema de cupones que las personas mayores puedan usar para comprar un seguro de salud. Otros proponen incentivos para limitar la atención. Ninguna de las dos opciones es una forma comprobada para reducir costos, enfatizó Woolhandler.

Un crítico afirma que el análisis de Woolhandler y Himmelstein es "superficial" y que no toma en cuenta las diferencias entre EE. UU. y Canadá.

"Hay cientos de motivos difíciles de desentrañar para las diferencias en la forma en que practicamos la medicina en EE. UU.", señaló Stuart Altman, profesor distinguido de políticas nacionales de salud de la Facultad de Políticas y Gestión Social de la Facultad Heller de la Universidad de Brandeis, en Waltham, Massachusetts.

Administrar el sistema de atención médica de EE. UU. resulta más costoso, dijo. En primer lugar, las personas que trabajan en medicina en EE. UU. ganan más dinero que en Canadá, apuntó Altman.

Altman planteó que en realidad no hay forma de reducir los costos en EE. UU.

"Intentamos hacerlo", dijo. "Intentamos reorganizar el sistema de entrega para que sea más eficiente, pero una vez se ha andado el camino y se ha creado este sistema de entrega, desandarlo resulta difícil".

"La única esperanza que tenemos es ralentizar la tasa de crecimiento", dijo Altman. "Además de una catástrofe, no hay forma de desandar el camino y hacer que nuestro sistema de atención de salud se parezca al de Canadá o al de otro lugar".

"En otros países, la atención de salud es un sistema social", comentó. "En Estados Unidos, es un gran negocio".

Más información

Para más información sobre los costos de atención de salud de EE. UU., visite la Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top