A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los teléfonos inteligentes se relacionan con la actividad sexual en los adolescentes, según un estudio

MARTES, 30 de octubre (HealthDay News) -- Los adolescentes con teléfonos inteligentes (smartphones) son más propensos a tener relaciones sexuales y a encontrarse con otras personas en línea para el sexo que los adolescentes que no tienen acceso a internet en sus teléfonos, según un estudio reciente.

Pero no está claro si los teléfonos inteligentes en realidad influyen sobre la actividad sexual de los adolescentes, y al menos un crítico afirmó que la investigación es floja.

Aún así, el teléfono inteligente es "una de las herramientas que los adolescentes que toman riesgos utilizan para tomarlos", señaló el coautor del estudio Eric Rice, profesor asistente de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles. Y considera que "definitivamente hay una conexión" entre tener estos teléfonos y tener relaciones sexuales.

Para el estudio, los investigadores encuestaron a más de 1,800 estudiantes de secundaria de 12 a 18 años de edad de escuelas públicas de Los Ángeles. Muchos provenían de familias de ingresos medios o bajos.

Un tercio de los estudiantes tenían teléfonos inteligentes, como iPhones o Blackberries, que proveen acceso a internet y a aplicaciones (apps) de software además de los mensajes de texto, y que también cuentan con las características de cámara que son básicas de muchos teléfonos celulares. Esencialmente, son minicomputadoras y teléfonos celulares al mismo tiempo.

El 47 por ciento de esos estudiantes afirmaron ser sexualmente activos, en comparación con el 35 por ciento de los que no tenían teléfonos inteligentes.

El 17 por ciento de los usuarios de teléfonos celulares dijeron que habían tenido relaciones sexuales con alguien que habían conocido en línea, frente al 14 por ciento de los niños sin teléfonos inteligentes, apuntó Rice.

Aunque los teléfonos inteligentes, al igual que los celulares, permiten a los padres rastrear a sus hijos, también da a los niños acceso privado a internet, apuntó Rice. "Pueden acceder a internet de forma relativamente no supervisada y buscar parejas sexuales, o las parejas sexuales los buscan a ellos", planteó.

Sin embargo, no está claro cómo podrían lograrlo los niños. El estudio no preguntó qué sitios web visitaban.

El estudio tampoco prueba que los teléfonos inteligentes y la actividad sexual estén relacionados, ni observa si ser sexualmente activo podría hacer que los niños sean más propensos a tener teléfonos inteligentes, en vez de lo contrario.

David Finkelhor, director del Centro de Investigación de los Crímenes contra los Niños de la Universidad de Nueva Hampshire, puso en duda los hallazgos.

"Los jóvenes con teléfonos inteligentes podrían estar teniendo más relaciones sexuales por una variedad de motivos que no tengan nada que ver con estos teléfonos", planteó. "Apuesto que los jóvenes con coches también son más propensos a tener relaciones sexuales. Esta investigación podría malinterpretarse como un argumento para limitar el acceso a los teléfonos inteligentes".

En cuanto a la idea de que hallar parejas sexuales en internet podría resultar peligroso, Finkelhor apuntó que "no conozco ninguna investigación que sugiera que buscar parejas sexuales en internet sea más arriesgado que buscarlas en cualquier otro lugar. Los bares y las fiestas podrían ser ambientes mucho más peligrosos".

Es posible que "la internet y los teléfonos inteligentes puedan incluso mejorar la calidad del juicio", dijo, quizás a través de la popularidad y el éxito de los sitios de citas. Dichos sitios permiten a las personas enterarse de muchas cosas sobre sus parejas potenciales antes de conocerlas en persona.

Rice, coautor del estudio, recomendó que los padres hablen con sus hijos sobre los depredadores en línea, las enfermedades de transmisión sexual y la anticoncepción.

"Insto a los padres a no entrar en pánico, sino a usar este momento para pensar en establecer un diálogo", aconsejó.

Apuntó que los sitios de redes sociales como Facebook representan un lugar lógico para programas de salud sexual dirigidos a los adolescentes.

El estudio se presentará este martes en la reunión anual de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association), en San Francisco. Los datos y conclusiones presentados en reuniones médicas generalmente se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

Para más detalles sobre la salud sexual de los adolescentes, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top