A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Los adolescentes obesos cuentan con un riesgo mayor de contraer una enfermedad renal, según un estudio

LUNES, 29 de octubre (HealthDay News) -- Los adolescentes obesos y con sobrepeso pueden correr el riesgo de contraer una enfermedad renal avanzada al llegar a la edad adulta, reportan investigadores israelíes.

Sin embargo, si pierden peso sus probabilidades pueden disminuir, afirman los expertos.

"Este estudio está lo más cerca posible de predecir que perder peso puede reducir el riesgo de una enfermedad renal", aseguró la Dra. Kirsten Johansen, profesora de la división de nefrología de la Universidad de California en San Francisco.

Johansen, que escribió un editorial que acompaña al estudio, comentó que "esto nos da una razón más para ocuparnos de la obesidad y el sobrepeso infantiles, aunque resulta difícil hacerlo".

No hay una solución fácil para la epidemia de obesidad, pero si se puede detener, menos personas sufrirán de enfermedades cardiacas, renales y diabetes, afirmó.

Sin embargo, Johansen es optimista. "La tasa de obesidad y sobrepeso ha aumentado rápidamente en nuestros niños. Si podemos darle la vuelta, también podría bajar rápidamente", aseguró. "No digo que sea fácil. Es más fácil hacer que los niños beban soda que lograr que coman verdura".

El informe aparece en la edición en línea del 29 de octubre de la revista Archives of Internal Medicine.

Para realizar el estudio, un equipo liderado por el Dr. Asaf Vivante del Centro Médico Chaim Sheba del Hospital Pediátrico Edmond y Lily Safra en Tel Hashomer, recogió los datos de casi 1.2 millones de adolescentes de 17 años que fueron examinados antes de entrar al servicio militar israelí desde enero de 1967 hasta diciembre de 1997. Los investigadores relacionaron luego a estos adolescentes con el registro israelí de enfermedades renales en estado terminal.

Tras más de 30 años de seguimiento, hallaron que más de 700 hombres y 160 mujeres desarrollaron una enfermedad renal en estado terminal.

El grupo de Vivante estimó que tener sobrepeso o ser obeso y recibir tratamiento por diabetes incrementaba el riesgo de enfermedad renal en estado terminal. El riesgo aumentó seis veces para aquellos que padecían de sobrepeso y 19 veces para los obesos, reportaron los investigadores.

Vieron que, tal y como se esperaba, el riesgo de enfermedad renal era significativo para los diabéticos. No obstante, el riesgo también era alto para los que no tenían diabetes.

"Aunque los resultados para los diabéticos [con enfermedad renal en fase terminal] eran sorprendentes, con un incremento del riesgo de seis veces y de diecinueve veces para los adolescentes con sobrepeso y obesidad, respectivamente, nuestros resultados también indican que existe una asociación sólida entre un elevado IMC y la enfermedad renal en fase terminal sin diabetes", afirmaron los autores en el reporte. El IMC (índice de masa corporal) es una medida que tiene en cuenta la estatura y el peso.

Se trataba de un estudio en el que se establecían asociaciones y no puede probar realmente que el sobrepeso y la obesidad causen la insuficiencia renal, afirmó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale, que no participó en el estudio.

"Otros factores relacionados con el estilo de vida y/o el entorno podrían ser las razones tanto de la obesidad como de la insuficiencia renal", aseguró.

En este caso, los hallazgos sugieren que la obesidad es un factor de riesgo importante para la enfermedad renal en fase terminal y que en gran parte puede explicarse por la diabetes, para la cual la obesidad es un factor de riesgo bien establecido, y que, a su vez, es una importante causa de enfermedad renal, explicó Katz.

"Pero el estudio también indica que la obesidad puede llevar a la insuficiencia renal incluso cuando no hay diabetes", añadió.

"No estoy seguro de que necesitemos una nueva razón para considerar la epidemia de obesidad como una gran amenaza para la salud humana, con un enorme costo. Pero este estudio sugiere que sí que hay una", comentó Katz.

Otra experta, Nancy Copperman, directora de iniciativas de salud pública de la Oficina de Salud Comunitaria del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York, aseguró que "la obesidad no es una cuestión cosmética".

"La obesidad tiene consecuencias en la salud", añadió. "Debemos tomarla en serio".

Más información

Para más información sobre la obesidad, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top