A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

Relacionan la cirugía para perder peso en la madre con la salud cardiaca de los hijos

LUNES, 29 de octubre (HealthDay News) -- Los hijos nacidos de madres que se han sometido a cirugía para perder peso y que han perdido una gran cantidad de peso podrían tener una mejor salud cardiaca que sus hermanos que nacieron antes de que sus madres perdieran el exceso de peso, sugiere un estudio reciente.

Probablemente se deba a que la pérdida de peso y los cambios metabólicos experimentados por las mujeres tras la cirugía para perder peso tengan un efecto positivo sobre los genes relacionados con la enfermedad inflamatoria en sus hijos, señalaron investigadores de la Universidad de Laval en la ciudad de Quebec, en Canadá.

Los investigadores analizaron el ADN en muestras de sangre de 50 personas nacidas de 20 madres. La mitad de los hijos nacieron antes de que sus madres se sometieran a una cirugía para perder peso, y la otra mitad después. Los hijos tenían de 2 a 24 años de edad cuando se tomaron las muestras de sangre.

El índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso) promedio de las madres era de 45 antes de la cirugía para perder peso, y de 27 después. Se considera obesa a una persona cuando tiene un IMC a partir de 30.

El análisis de ADN reveló que el peso de la madre en el momento del nacimiento influye sobre si ciertos genes se activan o desactivan en sus hijos, lo que afecta el riesgo futuro de obesidad y enfermedad cardiovascular de los hijos.

El estudio se presentará el lunes en el Congreso Cardiovascular Canadiense, que es presentado en conjunto por la Sociedad Cardiovascular Canadiense (Canadian Cardiovascular Society) y la Heart and Stroke Foundation of Canada.

"Sabemos que nuestra conformación genética influye sobre los riesgos de nuestros hijos, al igual que el ambiente", señaló en un comunicado de prensa la Dra. Beth Abramson, vocera de la fundación.

"Por ejemplo, si hay una enfermedad en la familia, sabemos que debemos estar atentos a los hijos mientras envejecen", apuntó Abramson. "Este estudio muestra que los factores externos también influyen sobre nuestro riesgo de enfermedad cardiaca (y el de nuestros hijos) al activar o desactivar nuestro ADN, y aporta ideas sobre por qué sucede. Ahí radica la importancia de las conductas del estilo de vida".

Los hallazgos son otro recordatorio sobre por qué las personas deben manejar y controlar su peso en todas las etapas de la vida, añadió.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales. Y aunque el estudio mostró una asociación entre el peso de la madre y la salud cardiaca de los hijos, no demostró que existiera una relación causal.

Más información

March of Dimes describe las complicaciones potenciales del embarazo relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top