A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Noticias
divider line
health day

La vacuna contra la gripe podría proteger su corazón

DOMINGO, 28 de octubre (HealthDay News) -- La vacuna de la gripe puede mantener la salud de otras maneras además de en la obvia, según sugiere una nueva investigación.

"La vacuna no le protege solo contra la gripe, sino también contra los ataques cardiacos", aseguró el Dr. Jacob Udell, cardiólogo del Hospital del Women's College y de la Universidad de Toronto.

En esta investigación, Udell halló que los que se vacunaron contra la gripe redujeron su riesgo de sufrir un ataque cardiaco y otros problemas cardiovasculares casi a la mitad durante un seguimiento de un año.

Presentó sus hallazgos el domingo en el Congreso Cardiovascular Canadiense 2012 en Toronto.

Udell y su equipo volvieron a evaluar los resultados de cuatro ensayos aleatorios sobre la influencia que la vacuna podría tener sobre la salud cardiaca. Todos los estudios contaban con más de 3,200 pacientes. Los estudios originales se hicieron de 1994 a 2008.

Algunas de las personas que participaron en los ensayos no tenían ninguna enfermedad cardiaca, y otras o bien sufrían de una enfermedad cardiovascular estable, o bien habían tenido ataques cardiacos recientemente o algún otro problema coronario.

Se realizó un seguimiento a todos los grupos durante una media de un año. Los ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares (ACV) u otros eventos cardiovasculares mayores disminuyeron en un 50 por ciento en los que se vacunaron contra la gripe.

Durante el seguimiento, se reportó sobre casi 200 eventos cardiovasculares mayores, incluyendo 65 muertes por problemas cardiovasculares.

La investigación no fue financiada por fabricantes de vacunas.

Udell afirmó que los expertos no saben con seguridad por qué la vacuna de la gripe puede proteger al corazón, pero planteó dos explicaciones posibles.

En primer lugar, la vacuna podría proteger a los pacientes vulnerables que cuenten ya con otra enfermedad que "los haya llevado al límite". En segundo lugar, la protección puede deberse a no tener que sufrir la inflamación propia de la gripe, afirmó. Desde hace tiempo se ha asociado la inflamación con los problemas cardiovasculares.

Cualquiera que cualquiera que sea el modo en que funciona, "ciertamente está en consonancia con las directrices clínicas que recomiendan a los pacientes con alguna enfermedad cardiaca o que hayan sufrido un ataque cardiaco a que se vacunen contra la gripe".

En otro estudio presentado en la reunión, los investigadores evaluaron a casi 230 pacientes con arritmias cardiacas que usaban desfibriladores cardiacos implantables. Estos aparatos producen un shock en el cuerpo para restablecer el ritmo normal cuando es necesario.

Durante la temporada de gripe, aquellos que tienen desfibriladores cardiacos implantables a menudo reportan que reciben más shocks (y necesitan más atención médica) que durante otros momentos del año.

Cardiólogos del Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook en Toronto hallaron que alrededor de un 11 por ciento de los que se vacunaron contra la gripe recibieron al menos un shock de su desfibrilador durante la temporada de la gripe, mientras que casi el 14 por ciento de los que no se habían vacunado recibieron un shock del desfibrilador.

El efecto protector de la vacuna contra la gripe no sorprende al Dr. Len Horovitz, médico asistente del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York y especialista en medicina interna y pulmonar.

"La gripe supone una gran carga para el sistema", afirmó. Y esto es especialmente cierto en aquellos que tienen una enfermedad subyacente, como pueden ser problemas cardiacos, diabetes, una enfermedad renal o asma.

"Incluso una persona sana no tiene una tolerancia tan buena a la gripe", aseguró.

El nuevo informe sobre la protección cardiaca de la vacuna contra la gripe es "una razón más para recomendar la vacuna, como siempre hacemos", comentó Horovitz.

Este año, añadió, ha notado que los pacientes oponen una resistencia menor cuando les recuerda que han de vacunarse cada año. Algunos de sus pacientes han pedido que se les vacune antes este año.

Menos del 30 por ciento de los adultos en EE. UU. de entre 18 y 49 años se vacunaron durante la pasada temporada de gripe, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra la gripe, visite los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Return to top