womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Pruebas y atención prenatal

una mujer embarazada obtener una ecografía
Información relacionada

Los controles médicos y las pruebas de detección ayudan a mantener a usted y a su bebé saludables durante el embarazo. Esto se denomina atención prenatal. También comprende la educación y el asesoramiento acerca de cómo manejar los diferentes aspectos del embarazo. Durante las visitas, su médico puede hablar con usted sobre muchos temas, como la alimentación saludable y la actividad física, las pruebas de detección que pueda necesitar y lo que puede esperar durante el parto y el parto.

Cómo elegir un proveedor de atención prenatal

Usted verá a su proveedor de atención prenatal muchas veces antes de tener a su bebé. De manera que es bueno asegurarse de que la persona que elija no solo cuente con una buena reputación, sino que también sea una persona que la escuchará y respetará. También debe averiguar si el médico o la partera pueden atender el parto de su bebé en el lugar en donde usted desea dar a luz, como un hospital o maternidad.

¿Qué es una asistente de parto o doula?

Una asistente de parto o doula es una entrenadora profesional especializada en el parto que da apoyo físico y emocional a las mujeres durante el parto y el parto. Estas profesionales ofrecen asesoramiento sobre respiración, relajación, movimiento y posicionamiento. Las doulas también brindan apoyo emocional y contención a las mujeres y a sus parejas durante el parto y el parto. Las doulas y las parteras suelen trabajar juntas durante el parto de una mujer. Un estudio reciente mostró que el apoyo continuo de una doula durante el parto se relacionó con trabajos más cortos y mucho menor uso de:

  • Analgésicos
  • Oxitocina (medicamento para ayudar al parto)
  • Parto por cesárea
Consulte a su compañía de seguros de salud para saber si cubre el costo de una doula. Al elegir una doula, averigüe si está certificada por Doulas of North America (DONA) u otra asociación profesional.

Los proveedores de atención de la salud que atienden a la mujer durante el embarazo incluyen:

  • Los obstetras (OB) son médicos que se especializan en la atención de mujeres embarazadas y del parto. Los obstetras también tienen entrenamiento especial en cirugía, por lo que también son capaces de practicar un parto por cesárea. Las mujeres que tienen problemas de salud o riesgo de complicaciones del embarazo deben consultar a un obstetra. Es posible que las mujeres con embarazos de alto riesgo necesiten la atención de un especialista en medicina materno-fetal.
  • Los médicos de familia son profesionales que prestan atención para toda la familia en todas las etapas de la vida. Esto incluye la atención durante el embarazo y el parto, y después del nacimiento. La mayoría de los médicos de familia no pueden atender partos por cesárea.
  • Una enfermera-partera certificada (certified nurse-midwife, CNM) y una partera profesional certificada (certified professional midwife, CPM) están capacitadas para proporcionar atención durante el embarazo y después del parto. Las parteras pueden ser una buena opción para las mujeres saludables con bajo riesgo de presentar problemas durante el embarazo, el parto o el parto. Una CNM está capacitada tanto en enfermería como en atención de partos. La mayoría de las CNM trabajan en hospitales y maternidades. Una CPM debe tener experiencia en la atención de partos en el hogar porque la mayoría de las CPM atienden en hogares y maternidades. Todas las parteras deben tener un plan de respaldo con un obstetra en caso de que surja un problema o una emergencia.

Pida a su médico de atención primaria, amigos y familiares que le recomienden proveedores. Al elegir, piense en los siguientes aspectos:

  • Reputación
  • Personalidad y trato con los pacientes
  • Sexo y edad del proveedor
  • Ubicación del consultorio y horarios de atención
  • Si siempre será atendida por el mismo proveedor durante los controles en el consultorio y el parto
  • Quién cubre al proveedor cuando el proveedor no está disponible
  • Dónde desea tener el bebé
  • Cómo maneja el proveedor las consultas telefónicas y las llamadas después del horario de atención

Lugares para dar a luz a su bebé

Muchas mujeres tienen opiniones firmes acerca de dónde y cómo desean dar a luz a sus bebés. En general, las mujeres pueden optar por dar a luz en un hospital, en una maternidad o en el hogar. Deberá ponerse en contacto con su proveedor de seguro médico para averiguar qué opciones están disponibles. Averigüe también si el médico o la partera que usted ha elegido pueden atender el parto en el lugar que usted desea.

¿Lo sabía?

Algunos hospitales y maternidades han tomado medidas especiales para crear el mejor ambiente posible para una lactancia satisfactoria. Se denominan hospitales y maternidades amigos de los niños. Los centros amigos de los niños ofrecen a las mujeres que tienen allí a sus hijos la información y el apoyo que necesitan para amamantar a un bebé. Obtenga más información acerca de los hospitales amigos de los niños.
  • Los hospitales son una buena opción para las mujeres con problemas de salud, con complicaciones del embarazo o que tienen riesgo de presentar problemas durante el parto y el parto. Los hospitales ofrecen los equipos médicos más avanzados y médicos altamente capacitados para las mujeres embarazadas y sus bebés. En un hospital, los médicos pueden hacer una cesárea si usted o su bebé están en peligro durante el parto. Las mujeres pueden recibir anestesia epidural o muchas otras opciones para el alivio del dolor. Además, cada vez más hospitales tienen ahora pabellones de maternidad cuyo objetivo es ofrecer un estilo de atención similar al de las maternidades autónomas.

    Preguntas que debe hacer al elegir un hospital:

    • ¿Está cerca de su casa?
    • ¿Hay un médico disponible en el hospital las 24 horas para brindar alivio del dolor, como una anestesia epidural?
    • ¿Le gusta el ambiente de las salas de parto y de parto?
    • ¿Dispone de habitaciones privadas?
    • ¿Cuántas personas pueden acompañarla en la habitación?
    • ¿Tiene una unidad de cuidados intensivos neonatales (neonatal intensive care unit, NICU) si el bebé tiene un problema grave?
    • ¿El bebé puede estar en la habitación con usted?
    • ¿Cuenta con un pabellón de maternidad en las instalaciones?

  • Las maternidades brindan a las mujeres un ambiente “hogareño” para el parto y para dar a luz. El objetivo es que el parto y el parto sean un proceso natural y personal, sin recurrir a la mayoría de equipos de alta tecnología y a los procedimientos de rutina. Por lo tanto, no le colocarán automáticamente un catéter intravenoso. Y tampoco tendrá un monitor fetal electrónico alrededor del vientre todo el tiempo. En cambio, la partera o enfermera revisará a su bebé de vez en cuando con un instrumento manual. Después del nacimiento, todos los exámenes y la atención se realizan en su habitación. Por lo general, son enfermeras parteras certificadas, y no obstetras, las que reciben a los bebés en las maternidades. Las mujeres saludables con un bajo riesgo de problemas durante el embarazo, el parto y el parto pueden optar por dar a luz en una maternidad.

    No se administra anestesia epidural en una maternidad, aunque es posible que haya algunos analgésicos disponibles. Si se requiere un parto por cesárea, se debe trasladar a la mujer a un hospital para este procedimiento. Después del parto, los bebés con problemas reciben atención básica de emergencia mientras se los traslada a un hospital.

    Muchas maternidades tienen duchas o bañeras en las habitaciones para utilizar durante el parto. También suelen tener las comodidades del hogar, como camas grandes y mecedoras. En general, las maternidades permiten la presencia de más personas en la sala de parto que los hospitales.

    Las maternidades pueden estar dentro de los hospitales, ser parte de un hospital o estar en un edificio separado. Si desea dar a luz en una maternidad, asegúrese de que cumpla con las normas de la Asociación para la Acreditación de Atención Ambulatoria (Accreditation Association for Ambulatory Health Care), la Comisión Mixta (The Joint Commission) o la Asociación Americana de Maternidades (American Association of Birth Centers). Las maternidades acreditadas deben tener médicos que trabajen en un hospital cercano, en caso de que hubiera problemas con la madre o el bebé.
  • El nacimiento en el hogar es una opción para mujeres embarazadas saludables sin factores de riesgo para complicaciones durante el embarazo, el parto o el parto. También es importante que las mujeres tengan en el hogar un sistema de apoyo fuerte después de la atención. Algunas enfermeras parteras certificadas y médicos atienden partos en el hogar. Muchas compañías de seguros de salud no cubren el costo de la atención de nacimientos en el hogar. Por ello consulte a su plan si desea tener el parto en su casa.

    Los nacimientos en el hogar son comunes en muchos países de Europa. Pero en los Estados Unidos, los nacimientos en el hogar programados no están respaldados por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG). El ACOG señala que los hospitales son el lugar más seguro para dar a luz a un bebé. Según el ACOG, en caso de una emergencia, el equipo del hospital y los médicos altamente capacitados proporcionan la mejor atención para la mujer y su bebé.

    Si considera un nacimiento en el hogar, tendrá que sopesar las ventajas y las desventajas. La principal ventaja es que podrá experimentar el parto y el parto en la intimidad y la comodidad de su hogar. Dado que no habrá procedimientos médicos de rutina, usted tendrá el control de su experiencia.

    La principal desventaja de un nacimiento en el hogar es que en caso de un problema, usted y el bebé no tendrán atención médica/hospitalaria inmediata. Tendrán que esperar hasta ser trasladados al hospital. Además, las mujeres que dan a luz en casa no tienen opciones para el alivio del dolor.

    Para garantizar su seguridad y la de su bebé, debe contar con una partera altamente capacitada y experimentada y con un plan de seguridad de respaldo. Necesitará disponer de un transporte rápido y confiable para ir a un hospital. Si vive lejos de un hospital, el nacimiento en el hogar quizás no sea la mejor opción. Su partera debe ser experimentada y tener las habilidades y recursos necesarios para iniciar la atención de emergencia para usted y el bebé si hiciera falta. Su partera también debe tener acceso a un médico disponible las 24 horas.

Volver al comienzo

Controles prenatales

Durante el embarazo, son muy importantes los controles regulares. Esta atención regular ayuda a mantener su salud y la de su bebé, a detectar problemas en caso de que se presenten y a prevenir complicaciones durante el parto. Normalmente, los controles de rutina tienen lugar:

  • Una vez al mes durante las semanas 4 a la 28
  • Dos veces al mes durante las semanas 28 a la 36
  • Semanalmente durante las semanas 36 hasta el parto

Las mujeres con embarazos de alto riesgo deben ver al médico con mayor frecuencia.

En la primera visita, el médico realiza un examen físico completo, extrae sangre para pruebas de laboratorio y calcula la fecha de parto. Es posible que el médico también le haga un examen del seno, un examen pélvico para revisar el útero (matriz) y un examen del cuello uterino, incluida una citología vaginal (Papa Nicolao). Durante esta primera visita, el médico le hará muchas preguntas sobre su estilo de vida, relaciones y hábitos de salud. Es importante que sea honesta con su médico.

Después de la primera visita, la mayoría de las visitas prenatales incluirán:

  • verificación de la presión arterial y del peso
  • verificación de la frecuencia cardíaca del bebé
  • medición del abdomen para verificar el crecimiento del bebé

También le harán algunas pruebas de rutina durante el embarazo, como pruebas para detectar anemia, medir el riesgo de diabetes gestacional y detectar infecciones nocivas.

Colabore con su médico para controlar su atención. Asista a todas las citas; ¡todas son importantes! Haga preguntas y lea para saber más acerca de este emocionante momento.

Volver al comienzo

Supervise la actividad de su bebé

Después de las 28 semanas, lleve un registro de los movimientos de su bebé. Esto la ayudará a reconocer si su bebé se mueve menos de lo normal, lo cual podría ser una señal de que su bebé está sufriendo y necesita la atención de un médico. Una forma sencilla de hacer esto es el método Contar hasta diez. Cuente los movimientos del bebé por la noche, que es el momento del día en que el feto tiende a estar más activo. Recuéstese si tiene dificultad para sentir los movimientos del bebé. La mayoría de las mujeres cuentan hasta 10 movimientos en un lapso de aproximadamente 20 minutos. Pero es raro que una mujer cuente menos de diez movimientos en el lapso de dos horas en veces que él bebé está activo. Cuente los movimientos de su bebé todos los días para saber qué es lo normal para usted. Llame a su médico si cuenta menos de 10 movimientos en 2 horas o si usted nota que su bebé se mueve menos de lo normal. Si su bebé deja de moverse, llame a su médico inmediatamente.

Volver al comienzo

Pruebas prenatales

Evite las ecografías de recuerdo

Quizás piense que es indispensable tener una ecografía de recuerdo en el álbum del bebé. Sin embargo, los médicos aconsejan no hacer ecografías si no hay una necesidad médica. Algunas empresas venden videos e imágenes de ecografía de “recuerdo”. Aunque la ecografía se considera segura para fines médicos, exponerse a la energía de ultrasonido para un video o imagen de recuerdo puede poner en riesgo a la madre y al bebé por nacer. No se arriesgue a eso.

Durante el embarazo, se utilizan pruebas para controlar su salud y la de su bebé. En la primera visita prenatal, el médico le hará pruebas para comprobar una serie de cosas, como:

A lo largo del embarazo, el médico o partera quizás le sugieran una serie de pruebas adicionales. Algunas pruebas se sugieren para todas las mujeres, como los exámenes de detección de diabetes gestacional, síndrome de Down y VIH. Se pueden ofrecer otras pruebas según:

  • Edad
  • Antecedentes médicos personales o familiares
  • Origen étnico
  • Resultados de las pruebas de rutina

Algunas pruebas son pruebas de detección. Detectan los riesgos o señales de posibles problemas de salud, suyos o de su bebé. En función de los resultados de las pruebas de detección, quizás su médico le sugiera pruebas de diagnóstico. Las pruebas de diagnóstico confirman o descartan problemas de salud, suyos o de su bebé.

En el siguiente cuadro se describen algunas de las pruebas prenatales más comunes:

Pruebas prenatales más comunes
PruebaQué esCómo se hace
Amniocentesis

Prueba que permite diagnosticar ciertos defectos de nacimiento, entre ellos:

Se realiza entre las semanas 14 y 20.

Se puede sugerir a parejas con mayor riesgo de trastornos genéticos. Asimismo, proporciona ADN para las pruebas de paternidad.

Se utiliza una aguja fina para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico y células del saco que rodea al feto. La muestra se envía a un laboratorio para su evaluación.

Análisis de orina

Mediante una muestra de orina se pueden detectar señales de problemas de salud como:

Si el médico sospecha la presencia de un problema, la muestra puede ser enviada a un laboratorio para un análisis más riguroso.

Se debe recoger una pequeña muestra de orina, limpia y tomada de la mitad del chorro, en un vaso estéril de plástico. Se sumergen en la muestra tiras de prueba que detectan ciertas sustancias en la orina. La muestra también se puede analizar bajo el microscopio.

Ecografía

Una ecografía se puede realizar en cualquier momento durante el embarazo. Los exámenes ecográficos no son de rutina. Pero no es raro que las mujeres se hagan una ecografía estándar entre las semanas 18 y 20 para identificar señales de problemas en los órganos y sistemas del bebé y para confirmar la edad del feto y si el crecimiento es adecuado. También puede servir para confirmar el sexo del bebé.

La ecografía también se utiliza como parte de la evaluación del primer trimestre y del perfil biofísico (BPP).

En función de los resultados del examen, quizás el médico le sugiera otras pruebas u otros tipos de ecografía para ayudar a detectar un problema.

En la ecografía se usan ondas sonoras para crear una “imagen” del bebé en un monitor. En la ecografía estándar, se esparce un gel sobre el abdomen. Un instrumento especial se mueve sobre el abdomen, lo que permite que usted y el médico vean al bebé en un monitor.

Evaluación del primer trimestre

Prueba de detección realizada entre las semanas 11 y 14 para detectar un mayor riesgo de:

En función de los resultados de la prueba, quizás su médico le sugiera otras pruebas para diagnosticar un trastorno.

Esta prueba consiste en un análisis de sangre y en un examen ecográfico llamado detección de translucencia nucal. El análisis de sangre mide los niveles de determinadas sustancias en la sangre de la madre. La ecografía mide el espesor en la parte posterior del cuello del bebé. Esta información, combinada con la edad de la madre, ayuda a los médicos a determinar riesgos para el feto.

Infección por estreptococo del grupo B

Prueba realizada entre las semanas 36 y 37 para detectar bacterias que provocan neumonía o una infección grave en el recién nacido.

Se utiliza un hisopo para tomar células de la vagina y el recto para analizarlas.

Muestreo

Prueba realizada entre las semanas 10 y 13 para diagnosticar ciertos defectos de nacimiento, entre ellos:

El CVS se puede sugerir a parejas con mayor riesgo de trastornos genéticos. Asimismo, proporciona ADN para las pruebas de paternidad.

Con una aguja se extrae una pequeña muestra de células de la placenta para analizarla.
Perfil biofísico (Biophysical profile, BPP)

Prueba utilizada durante el tercer trimestre para supervisar la salud general del bebé y para ayudar a decidir si se debe adelantar el parto.

El BPP comprende una ecografía y una prueba sin estrés. El BPP analiza la respiración, los movimientos, el tono muscular, la frecuencia cardíaca del bebé y la cantidad de líquido amniótico.

Prueba de sobrecarga de glucosa

Prueba de detección realizada a la madre entre las semanas 26 y 28 para determinar su riesgo de diabetes gestacional.

En función de los resultados de la prueba, quizás el médico le sugiera una prueba de tolerancia a la glucosa.

Primero, el médico le da una bebida azucarada especial. Una hora más tarde, se toma una muestra de sangre para detectar niveles altos de azúcar en sangre.
Prueba de suero materno (también llamada prueba de detección cuádruple, prueba triple, detección triple, detección de marcadores múltiples o AFP)

Prueba de detección realizada entre las semanas 15 y 20 para detectar un mayor riesgo de:

En función de los resultados de la prueba, quizás su médico le sugiera otras pruebas para diagnosticar un trastorno.

Se extrae sangre para medir los niveles de determinadas sustancias en la sangre de la madre.

Prueba de tolerancia a la glucosa

Prueba realizada entre las semanas 26 y 28 para diagnosticar diabetes gestacional.

El médico le indicará qué comer unos días antes de la prueba. Después, no podrá comer ni beber nada excepto sorbos de agua durante 14 horas antes de la prueba. Se extrae sangre para hacer una prueba del “nivel de glucosa de sangre en ayunas”. Después, consumirá una bebida azucarada. Se analiza la sangre cada hora durante 3 horas para ver cómo procesa su cuerpo el azúcar.

Prueba sin estrés (Nonstress test, NST)

Prueba que se realiza después de las 28 semanas para supervisar la salud del bebé. Puede mostrar señales de sufrimiento fetal, por ejemplo, que el bebé no recibe suficiente oxígeno.

Se coloca un cinturón alrededor del vientre de la madre para medir la frecuencia cardíaca del bebé en respuesta a sus propios movimientos.


Cómo entender las pruebas prenatales y los resultados de las pruebas

Si su medico sugiere ciertos tipos de pruebas prenatales, no tenga temor y haga muchas preguntas. Conocer mas de este examen, el porque su medico lo recomienda y que podrían los resultados significar, le ayudara a hacerle frente a las preocupaciones o temores que tenga. Tenga en mente que estas pruebas no diagnostican problemas. Estas evalúan los riesgos. Así que si una prueba resulta anormal, esto no significa que hay un problema con su bebe. Se necesita más información. Su medico podrá explicarle que significan los resultados y cuales serán los posibles pasos a seguir.

Volver al comienzo

Embarazo de alto riesgo

Los embarazos con una mayor posibilidad de complicaciones se llaman “embarazos de alto riesgo”. Pero esto no significa que habrá problemas. Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de problemas durante el embarazo:

Durante un embarazo también pueden surgir problemas de salud que lo vuelven de alto riesgo, como diabetes gestacional o preeclampsia. Vea Problemas durante el embarazo.

Las mujeres con embarazos de alto riesgo necesitan atención prenatal más frecuente y, en ocasiones, de parte de un médico especialmente capacitado. Un especialista en medicina materno-fetal es un profesional que atiende los embarazos de alto riesgo.

Si su embarazo es considerado de alto riesgo, es posible que se preocupe por la salud del futuro bebé y que tenga problemas para disfrutar de su embarazo. Comente sus preocupaciones con el médico. El médico puede explicarle los riesgos y las posibilidades de un problema verdadero. Además, asegúrese de seguir los consejos de su médico. Por ejemplo, si su médico le dice que se tome las cosas con calma, pida a su pareja, familiares y amigos que la ayuden durante los próximos meses. Se sentirá mejor sabiendo que hace todo lo posible por cuidar a su bebé antes de que nazca.

Volver al comienzo

El pago de la atención prenatal

El embarazo puede ser estresante si usted está preocupada por el pago de la atención de la salud para usted y su bebé. Para muchas mujeres, los gastos adicionales de la atención prenatal y de la preparación para el nuevo bebé son abrumadores. La buena noticia es que las mujeres de todos los estados pueden obtener ayuda para pagar por la atención médica durante el embarazo. Cada estado de los Estados Unidos tiene un programa de ayuda. Los programas ofrecen atención médica, información, asesoría y otros servicios importantes para un embarazo saludable.

Para obtener información sobre el programa de su estado:

  • Llame al 800-504-7081. Este número telefónico gratuito la conectará con el Departamento de Salud correspondiente a su código de área.
  • Llame o comuníquese con el Departamento de Salud local.

También puede encontrar ayuda a través de estos lugares:

  • Hospital local o agencias de servicios sociales: Pida hablar con un trabajador social del personal. El trabajador social sabrá decirle a dónde acudir para obtener ayuda.
  • Clínicas comunitarias: Algunas áreas tienen clínicas gratuitas o clínicas que ofrecen atención gratuita a mujeres necesitadas.
  • Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, bebes y Niños (Women, Infants and Children, WIC): Este programa del gobierno se encuentra disponible en todos los estados. Proporciona ayuda con alimentos, asesoramiento nutricional y acceso a los servicios de salud para mujeres, bebes y niños.
  • Lugares de culto religioso

Volver al comienzo

Content last updated: November 01, 2009.

Return to top