womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Tratar de concebir

¿Cómo saber cuándo es fértil y cuándo no? ¿Tiene dudas acerca de su fertilidad o la de su pareja? Lea sobre cómo aumentar sus probabilidades de concebir y obtenga ayuda para problemas relacionados con la fertilidad.

Conocimiento de la fertilidad

El ciclo menstrual

Conocer su ciclo menstrual y los cambios que se producen en su organismo durante ese tiempo puede ayudarla a saber cuándo es más probable de quede embarazada. A continuación, vea cómo funciona el ciclo menstrual.


¿Tiene problemas para ver la herramienta de arriba? Consulte la versión en texto de esta herramienta.

El ciclo menstrual promedio dura 28 días. Pero los ciclos normales pueden durar de 21 a 35 días. La cantidad de tiempo antes de que se produzca la ovulación es diferente en cada mujer, e incluso puede ser diferente en una misma mujer de un mes a otro, con variaciones que van de 13 a 20 días. Aprender sobre esta parte del ciclo es importante porque es cuando pueden ocurrir la ovulación y el embarazo.. Después de la ovulación, toda mujer tendrá el período menstrual en un plazo de 14 a 16 días (a menos que tenga un problema de salud que afecte sus períodos o sea que se embarace).

Cómo registrar su patrón de fertilidad

Saber cuál es su momento de mayor fertilidad le ayudará a planificar el embarazo. Hay tres maneras de hacer un seguimiento de sus períodos de fertilidad. Estas son:

  • Método de la temperatura basal del cuerpo: La temperatura basal del cuerpo es su temperatura en reposo al despertarse por la mañana. La temperatura basal del cuerpo de una mujer aumenta ligeramente con la ovulación. Por lo tanto, mediante el registro diario de la temperatura durante varios meses, podrá predecir sus días de mayor fertilidad.

    La temperatura basal del cuerpo difiere ligeramente de una mujer a otra. Antes de la ovulación, lo habitual es tener una temperatura oral promedio de 96 a 98 grados Fahrenheit. Después de la ovulación, la mayoría de las mujeres tiene una temperatura oral de 97 a 99 grados Fahrenheit. El aumento de la temperatura puede ser repentino o puede aumentar gradualmente durante unos días.

    Por lo general, la temperatura basal del cuerpo de una mujer aumenta tan solo entre 0.4 y 0.8 grados Fahrenheit. Para detectar este pequeño cambio, las mujeres deben utilizar un termómetro basal. Estos termómetros son muy sensibles. La mayoría de las farmacias los venden por $10, aproximadamente. Así, usted puede registrar su temperatura en nuestro cuadro especial de temperatura basal del cuerpo (PDF, 560 KB).

    El aumento de la temperatura no muestra con exactitud cuándo se libera el óvulo. Sin embargo, casi todas las mujeres ovulan dentro de los tres días siguientes al pico de temperatura. La temperatura corporal se mantiene más alta hasta que comienza el período menstrual.

    Usted es más fértil y tiene más probabilidades de quedar embarazada:

    • Dos o tres días antes de que su temperatura llegue al punto más alto (ovulación),
             y
    • Entre 12 y 24 horas después de la ovulación.

    Los espermatozoides de un hombre pueden vivir hasta tres días en el cuerpo de la mujer. Los espermatozoides pueden fecundar un óvulo en cualquier momento durante ese tiempo. Así que si tiene relaciones sexuales sin protección unos días antes de la ovulación, existe la posibilidad de que quede embarazada.

    Muchas cosas pueden afectar la temperatura basal del cuerpo. Para que la tabla resulte útil, asegúrese de tomar su temperatura todas las mañanas a la misma hora. Entre las cosas que pueden alterar su temperatura se encuentran:

    • Consumir alcohol la noche anterior
    • Fumar cigarrillos la noche anterior
    • Dormir mal
    • Tener fiebre
    • Hacer cualquier cosa por la mañana antes de tomarse la temperatura; esto incluye ir al baño y hablar por teléfono

  • Método calendario: Este método comprende el registro de su ciclo menstrual en un calendario durante 8 a 12 meses. El primer día de su período menstrual es el Día 1. Marque con un círculo el Día 1 en el calendario. La duración de su ciclo puede variar de un mes a otro. Así que anote el número total de días que dura cada vez. Utilizar este registro puede determinar los días en que será más fértil durante los próximos meses:

    1. Para hallar el primer día en que es más fértil, reste 18 del número total de días de su ciclo más corto. Tome este nuevo número y cuente hacia adelante esa cantidad de días a partir del primer día de su próximo período menstrual. Marque esa fecha con una X en el calendario. La X marca el primer día en que es probable que usted sea fértil.
    2. Para hallar el último día en que es más fértil, reste 11 del número total de días de su ciclo más largo. Tome este nuevo número y cuente hacia adelante esa cantidad de días a partir del primer día de su próximo período menstrual. Marque esa fecha con una X en el calendario. El tiempo entre las dos X es el período de mayor fertilidad.

    Este método debe utilizarse siempre junto con otros métodos de conocimiento de la fertilidad, especialmente si sus ciclos no siempre tienen la misma duración.
¿Lo sabía?

El método del moco cervical es el menos confiable para algunas mujeres. Las mujeres que están amamantando, usan un método anticonceptivo hormonal (como la píldora), usan productos de higiene femenina, han tenido vaginitis o infecciones de transmisión sexual, o se sometieron a una cirugía cervical no deben fiarse de este método.
  • Método del moco cervical (también conocido como método de la ovulación): Este método implica conocer los cambios en su moco cervical a lo largo del mes. Las hormonas que controlan el ciclo menstrual también cambian el tipo y la cantidad de moco que tiene antes y durante la ovulación. Inmediatamente después del período menstrual, por lo general hay días en los que no se presenta moco. Estos días se conocen como “días secos”. A medida que el óvulo comienza a madurar, aumenta el moco en la vagina, aparece en la abertura vaginal y es de color blanco o amarillo, y turbio y pegajoso. La mayor cantidad de moco aparece justo antes de la ovulación. Durante estos “días húmedos”, el moco se vuelve transparente y resbaladizo, como la clara de un huevo crudo. Algunas veces se puede estirar. Esto sucede cuando usted es más fértil. El moco vuelve a cambiar aproximadamente cuatro días después del comienzo de los días húmedos. Hay mucho menos y se vuelve pegajoso y turbio. Es posible que tenga algunos días secos adicionales antes de tener el período menstrual de nuevo. Describa los cambios del moco en un calendario. Rotule los días como “pegajoso”, “seco” o “húmedo”. Usted está más fértil cuando aparece la primera señal de humedad después de su período o uno o dos días antes de que comiencen los días húmedos.

Para tener un registro más preciso de la fertilidad, utilice una combinación de los tres métodos. Esto se denomina el método sintotermal. También puede comprar estuches de ovulación de venta sin receta médica o monitores de fertilidad como ayuda para encontrar el mejor momento para concebir. Estos estuches funcionan mediante la detección de aumentos repentinos de una hormona específica, llamada hormona luteinizante, que desencadena la ovulación.

Volver al comienzo

Infertilidad

Algunas mujeres quieren hijos pero no pueden concebir o tienen abortos espontáneos. Esto se denomina infertilidad. Muchas parejas tienen problemas de infertilidad. Alrededor de un tercio de las veces, se trata de un problema de la mujer. En otro tercio de los casos, es el hombre el que presenta el problema de fertilidad. En el resto de los casos, ambas partes tienen problemas de fertilidad o no se encuentra una causa.

Causas de la infertilidad

Las razones más comunes para la infertilidad en las mujeres incluyen:

  • Edad: En general, las mujeres tienen cierta disminución de la fertilidad a partir de los 30 años. Aunque muchas mujeres de más de 30 ó 40 años no tienen problemas para quedar embarazadas, la fertilidad disminuye especialmente después de los 35 años. A medida que una mujer envejece, los cambios normales que ocurren en los ovarios y los óvulos dificultan que quede embarazada. A pesar de que una mujer de más de 30 ó 40 años sigue teniendo ciclos menstruales regulares, la calidad de los óvulos que libera cada mes es inferior comparado con la calidad que tenía entre los 20 y 30 años. Es más difícil quedar embarazada cuando los óvulos son de menor calidad. Además, cuando una mujer se aproxima a la menopausia, el cuerpo ya no responde tan bien a las hormonas que estimulan la ovulación. Con el tiempo, es posible que los ovarios no liberen un óvulo cada mes. Asimismo, a medida que una mujer y sus óvulos envejecen, si queda embarazada, existe una mayor probabilidad de tener problemas genéticos, como un bebé con síndrome de Down. Los embriones formados a partir de óvulos de mujeres mayores también tienen menos probabilidades de desarrollarse plenamente, lo cual resulta ser una de las principales causas de aborto espontáneo.
  • Problemas de salud: Algunas mujeres tienen enfermedades o condición que afectan sus niveles hormonales, lo cual puede provocar infertilidad.
    • Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico no ovulan nunca o lo hacen raramente. La incapacidad de ovular es la causa más común de infertilidad en las mujeres.
    • Con insuficiencia ovárica primaria, los ovarios de una mujer dejan de funcionar normalmente antes de que cumpla 40 años de edad. No es lo mismo que una menopausia precoz. Algunas mujeres con POI tienen el período de vez en cuando. Pero lograr el embarazo es difícil para las mujeres con POI.
    • Una afección denominada defecto de fase lútea, en la que el revestimiento uterino es incapaz de prepararse completamente para el embarazo. Esto puede impedir la implantación de un óvulo fecundado o provocar un aborto espontáneo.

    Los problemas comunes de los órganos reproductivos de la mujer, como fibromas uterinos, endometriosis y enfermedad inflamatoria pélvica, pueden empeorar con la edad y también afectan la fertilidad. Estas condiciones pueden provocar una obstrucción en las trompas de Falopio y entonces el óvulo no puede desplazarse por las trompas hasta el útero.

  • Estilo de vida: Algunos factores relacionados con el estilo de vida también pueden tener un efecto negativo en la fertilidad de una mujer. Entre los ejemplos se incluyen fumar, consumir alcohol, tener un peso mucho mayor o mucho menor que el peso ideal, realizar mucho ejercicio vigoroso y tener cualquier trastorno de la alimentación. El estrés también puede afectar la fertilidad.

A diferencia de las mujeres, algunos hombres siguen siendo fértiles después de los 60 ó 70 años. Pero a medida que los hombres envejecen, es posible que empiecen a tener problemas con la forma y el movimiento de los espermatozoides. También tienen un riesgo ligeramente mayor de defectos en los genes de los espermatozoides. O puede que no produzcan espermatozoides o que no sean suficientes. Las elecciones del estilo de vida también pueden afectar la cantidad y calidad del esperma de un hombre. El alcohol y las drogas pueden reducir temporalmente la calidad del esperma. Los investigadores están examinando si las toxinas ambientales, como los pesticidas y el plomo, también pueden ser responsables de algunos casos de infertilidad. Los hombres también pueden tener problemas de salud que afecten su función sexual y reproductiva. Estos pueden incluir infecciones de transmisión sexual, diabetes, cirugía de la próstata o una lesión o problema grave de los testículos.

Cuándo consultar al médico

Debe hablar con su médico acerca de la fertilidad si:

  • Tiene menos de 35 años y no ha podido concebir después de 1 año de relaciones sexuales frecuentes sin un método anticonceptivo
  • Tiene 35 años o más y no ha podido concebir después de 6 meses de relaciones sexuales frecuentes sin un método anticonceptivo
  • Cree que usted o su pareja podrían tener problemas de fertilidad en el futuro (incluso antes de empezar a buscar el embarazo)
  • O si su pareja tiene un problema con la función sexual o la libido

Afortunadamente, los médicos pueden ayudar a muchas parejas infértiles a tener bebés.

Volver al comienzo

Opciones para parejas infértiles

Información relacionada

Si tiene problemas de fertilidad, su médico puede referirla a un especialista en fertilidad, es decir, un médico que trata la infertilidad. El médico tendrá que hacerles pruebas a usted y a su pareja para averiguar cuál es el problema. El médico podría recomendar un tratamiento dependiendo del problema. Cerca del 90% de los casos de infertilidad se tratan con fármacos o cirugía. No demore la consulta con el médico, ya que la edad también afecta la tasa de éxito de estos tratamientos. Para algunas parejas, la adopción o la crianza temporal ofrecen una manera de compartir su amor con un niño y construir una familia.

Tratamiento de la infertilidad

Estos son algunos de los tratamientos:

  • Medicamentos: Las mujeres con problemas de ovulación pueden usar varios medicamentos para la fertilidad. Es importante hablar con el médico acerca del medicamento que se debe usar. Usted debe entender los beneficios y los efectos secundarios de del medicamento. Según el tipo de fármaco para la fertilidad y de la dosis, pueden producirse nacimientos múltiples (como gemelos).
  • Cirugía: Se realiza una cirugía para reparar daños en los ovarios, las trompas de Falopio o el útero de una mujer. A veces los hombres tienen problemas de infertilidad que se pueden corregir mediante cirugía.
  • Inseminación intrauterina (intrauterine insemination, IUI), también llamada inseminación artificial: El esperma del hombre se inyecta en una parte del tracto reproductivo de la mujer, como el útero o las trompas de Falopio. La IUI se suele utilizar junto con fármacos que provocan la ovulación en la mujer.
  • Tecnología de reproducción asistida (assisted reproductive technology, ART): Mediante la ART, se estimulan los ovarios de la mujer, se extraen los óvulos del cuerpo, se mezclan los óvulos con los espermatozoides en el laboratorio y se implantan los embriones de nuevo en el cuerpo de la mujer. Las tasas de éxito de la ART son variables y dependen de muchos factores.
  • Asistencia de terceros: Las opciones incluyen donantes de óvulos (se utilizan óvulos de otra mujer), donantes de esperma (se utiliza el esperma de otro hombre) o alquiler de vientre (cuando otra mujer lleva el bebé en lugar de usted).

Encontrar la causa de la infertilidad suele ser un proceso largo, complejo y emotivo. Y el tratamiento puede ser costoso. Muchas compañías de seguros de salud no ofrecen cobertura para la infertilidad o brindan solo una cobertura limitada. Revise con cuidado su contrato de seguro de salud para obtener más información sobre la cobertura. Algunos estados tienen leyes que exigen a las pólizas de seguro a proveer cobertura para la infertilidad.

Adopción

Si usted tiene un problema de infertilidad, otra opción disponible es la adopción. La adopción de un bebé o de un niño puede ser una de las experiencias más gratificantes de su vida. Hay muchos bebés, niños y adolescentes en los Estados Unidos y en todo el mundo que necesitan una familia. Algunos de ellos son bebés saludables y muchos son niños con necesidades especiales, como discapacidad física, emocional o mental. Si adopta a un niño con necesidades especiales, existen fuentes tanto federales como estatales de asistencia financiera para ayudarla a cubrir los costos del cuidado del niño.

Existen dos tipos de adopciones:

  1. Adopción abierta: La madre biológica y, posiblemente, el padre biológico, saben algo sobre los padres adoptivos. Incluso es posible que se encuentren e intercambien nombres o direcciones.
  2. Adopción cerrada: La madre biológica y los padres adoptivos no se reúnen entre sí ni conocen sus nombres.

Las leyes de cada estado difieren sobre si, después de un período de tiempo, los expedientes de una adopción cerrada se pueden abrir para revelar esa información. Las leyes estatales también difieren en cuanto a si las adopciones pueden ser coordinadas por una agencia de adopción o de forma independiente (por ejemplo con la intervención de un médico, abogado, consejero u organización independiente). La mayoría de las agencias de adopción seleccionan y estudian con cuidado a los padres adoptivos. Puede obtener más información acerca de la adopción a través de los recursos que se muestran al final de esta sección.

Crianza temporal

Otra opción para las parejas que tienen mucho amor para compartir con un niño es la crianza temporal. A diferencia de la adopción, la crianza temporal es un servicio transitorio que responde a crisis en las vidas de los niños y las familias. Pero también puede ser el primer paso para la adopción de un niño. Muchos de los niños en crianza temporal han sido abusados o descuidados, o retirados de su hogar por una orden judicial. Las familias de crianza temporal son personas que llevan a estos niños a sus casas para darles cuidados diarios y educación. Los niños en hogares de crianza temporal pueden vivir con padres de crianza temporal con los que no tienen parentesco, con parientes, con familias que planean adoptarlos, o en hogares colectivos o centros residenciales de tratamiento. Aunque la crianza temporal se considera un servicio transitorio, muchos niños tienen que permanecer en hogares de crianza temporal durante mucho tiempo.

Todos los niños en hogares de crianza temporal deben tener un plan que les permita crecer en una familia permanente. Para muchos niños el plan es regresar con sus padres biológicos. En estos casos, las familias de crianza temporal pueden colaborar con los padres biológicos y con el niño para ayudarles a aprender las habilidades que necesitan para vivir juntos de nuevo. Los padres de crianza temporal deben ser capaces de amar a los niños que viven en su casa y de separarse de ellos cuando llegue el momento de enviarlos de vuelta con sus padres. Otros niños no tienen la posibilidad de volver con sus padres y es posible que los padres de crianza temporal se conviertan en sus padres adoptivos. O pueden tener otro tipo de vínculos formales o informales con los niños a los que crían.

Cada estado tiene sus propias reglas acerca de la crianza temporal. Sin embargo, las probabilidades de que pueda ser un padre de crianza temporal en su estado son buenas. Son muchos más los niños que necesitan cuidados que los padres de crianza temporal disponibles. Para llenar este vacío, los estados buscan personas que quieran ayudar a los niños y puedan compartir con ellos su tiempo y sus hogares. Los estados también ofrecen a los padres de crianza temporal diferentes formas de apoyo, como capacitación y asistencia financiera.

Asesoramiento y grupos de apoyo

Si tiene problemas para quedar embarazada, ya sabe lo frustrante que esto puede ser. No lograr embarazarse puede ser una de las experiencias más estresantes para una pareja. Tanto el asesoramiento como los grupos de apoyo pueden ayudarles a usted y a su pareja a hablar sobre sus sentimientos y a conocer a otras parejas que enfrentan los mismos problemas. Aprenderá que el enojo, el dolor, la culpa y la depresión son normales. Las parejas sobreviven a la infertilidad y, en el proceso, pueden afianzar y estrechar su relación. Pida a su médico que le dé nombres de asesores o terapeutas especialistas en fertilidad.

Volver al comienzo

Content last updated November 01, 2009.

Resources last updated November 01, 2009.

Return to top